Daniel Ortega "sueña" con regresar a esquema de pacto, dicen opositores tras propuesta de diálogo nacional

Tomada de El 19 Digital

“Daniel Ortega sueña con regresar a un esquema de pacto con grupos de poder”, así analizaron algunos políticos el discurso que ofreció el dictador Daniel Ortega, quien propuso instalar un gran diálogo nacional después de las elecciones presidenciales de noviembre 2021.

“Después de las elecciones de este año se puede entablar un gran acuerdo nacional, un gran diálogo nacional para que lo que quedó aprobado en la Constitución vuelva a caminar tomando en cuenta las nuevas circunstancias lógicamente”, dijo Ortega en un mensaje dirigido al sector empresarial y Gran Capital en Nicaragua.

Al respecto, el ex embajador Bosco Matamoros manifestó que Ortega no se “percata” de la nueva realidad política, histórica y social que lo rodea, pues un nuevo diálogo necesita condiciones básicas “se requiere respeto a las libertades fundamentales, ejercicio electoral transparente que satisfaga a la opinión pública nicaragüense y a la comunidad internacional”.

LEER MÁS: Daniel Ortega: EEUU necesita "reformas profundas", tienen "dictadura bipartidista"

Para el analista, “revivir” el Modelo de Diálogo y Consenso entre el sector privado y gobierno “estigmatizara” al sector, el cual es señalado de contribuir en la crisis institucional en Nicaragua.

“A Ortega no le han comunicado la nueva realidad que el empresariado nicaragüense en consecuencia de ese acuerdo con su gobierno se le responsabiliza parte de la crisis institucional en el país y un acuerdo o resucitación de ese entendimiento bajo las actuales condiciones equivaldrían a la estigmatización del sector empresarial”, señaló.

Ortega sueña con pactos

El activista político Felix Maradiaga expresó que Ortega “sueña” con regresar a un esquema de pacto con grupos de poder económico, el cual se aleja de la realidad en la medida que la oposición logra unificarse.

“El nivel de cinismo de Daniel Ortega, sólo es superado por su propia perversidad. Resulta no sólo contradictorio, sino ofensivo, que hable de diálogo cuando al mismo tiempo Ortega-Murillo implementan una ola de represión que incluye asesinatos extrajudiciales en el campo, presos políticos y persecución a la oposición. El mensaje entre líneas, en que continuará con su decisión de imponer un sentido de falsa normalidad, que bajo ningún punto debemos aceptar” dijo Maradiaga a 100%Noticias. 

SEGUIR LEYENDO: Cristiana Chamorro: "mi respuesta será sí a Nicaragua"

Por su parte, Violeta Granera, activista política, considera que lo único “rescatable” en la propuesta de Ortega es que “respete” la Constitución Política del país “Quizá lo que hay que reparar en esa propuesta absurda de un diálogo o acuerdo nacional para que “lo que quedó aprobado en la Constitución vuelva a caminar” En primer lugar, el único que ha violado la Constitución es su régimen. Así que lo que debería de hacer, si estuviera cuerdo, es respetarla! Que no se haga ilusiones. Ningún manoseo de los que ha hecho a nuestra Constitución y a nuestros derechos humanos va a ser aceptado por el pueblo de Nicaragua. Está enredándose cada vez más en su propio y oscuro laberinto”, apuntó.

El analista Bosco Matamoros señaló que la única posibilidad para un diálogo es un “garante internacional” como la Organización de Estados Americanos (OEA) “antes de hablar del diálogo tenés que crear las condiciones básicas de confianza dado los antecedentes incluyendo las entidades de mayor prestigio en el país como la Iglesia Católica están en una situación de desventaja ¿quien te garantiza que van a cumplir con estos compromisos?. Para un diálogo tiene que haber un garante que pueda jugar ese papel, como la Organización de Estados Americanos, para hablar de ese diálogo y que tenga credibilidad, comencemos trayendo a la OEA para asistencia técnica y garantice el cumplimiento de sus compromisos y nombrar tres magistrados independientes”, refirió.

Ortega “política de respeto y entendimiento”

En su discurso, el dictador llamó al presidente electo de Estados Unidos Joe Biden a dirigir una política de “respeto y entendimiento” hacia Nicaragua. Para el analista José Pallais es “absurdo”, y “contraproducente” porque Ortega viola todos los derechos constitucionales e internacionales.

LEER MÁS: Miguel Mora: me he postulado para ser candidato por parte del PRD a la Presidencia de la República

“El respeto sólo se puede lograr cuando se respeta el ordenamiento interno del país, tratados internacionales en materia democracia, la Carta Democrática, el respeto se gana, se construye y la mejor forma es respetando los acuerdos y compromisos internacionales. No se puede exigir respeto cuando se ha violentado la letra y el espíritu de esos tratados y hacer unas elecciones fuera de la constitución suspendida de facto como está actualmente, no puede darle legitimidad a los resultados de esa elección. Daniel Ortega pretende ser elegido a su manera y luego generosamente venir a exigir respeto y hacer un diálogo cuando los nicaragüenses no han tenido la oportunidad de con su voto seleccionar a las nuevas autoridades”, expresó Pallais a 100%Noticias.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ