Asamblea Nacional aprueba reforma a Ley del consumidor que protege a sancionados y arriesga el sistema financiero

Con 74 votos a favor y 14 en contra, los diputados sandinista aprobaron la iniciativa de Ley de Reforma y Adición a la Ley N° 842, “Ley de Protección de los Derechos de las personas consumidoras y usuarias”, la cual pone en riesgo el sistema financiero nacional. 

La diputada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) Azucena Castillo, expresó que la bancada del PLC emitió un voto razonado “se opone a la forma y fondo” por considerar que interfiere en la economía más allá de los límites, pone en peligro el sistema financiero y realmente no protege a los consumidores.

“Querer equiparar al gobierno con los consumidores y tener que hablar de los servicios financieros es controversial (...) El Estado no debe exponerse como fuente para interferir en la economía más allá de los límites que permiten los artículos 99, 100, 103 y el 104 de la Constitución de la República (...) El peligro al que se expondría al sistema financiero de Nicaragua que depende de la inversión privada ya sea nacional o extranjera (...) intervenir desde esta reforma en las políticas privadas de la banca puede ser contraproducente”, manifestó.

LEER MÁS: Reforma a Ley del consumidor es para coaccionar a los bancos para que abran puertas a sancionados dicen expertos

Castillo lamentó que la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto no consultó a la Asociación de Bancos Privados (ASOBANP), empresas de seguros, entre otras.

“No basta con llamar a la Superintendencia y Banco Central para dar concluidas las consultas sino que también debería haberse llamado a las instituciones afectadas en su contratación privada como la banca, los seguros etc. ASOBANP coincidiendo con nuestra advertencia, cualquier interés y posición del Estado obviando que el sector financiero por su naturaleza traspasa las normas nacionales en el sentido que Nicaragua participa en el Sistema Financiero Global (...) dicha iniciativa transgrede el principio autonomía de la voluntad de los contratos”, expresó.

El sancionado diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez defendió la aprobación de la reforma y argumentó que la banca nacional no puede decidir ¿quien vive o muere financieramente?.

“Los bancos tienen que notificar, justificar, argumentar, motivar por qué razón le está negando el servicio o le están cancelando el servicio a un usuario, eso es lo que está diciendo la reforma, obvio y aquí no hay que mentir, salvo las excepciones de las leyes de la materia en el combate a la narco actividad y crimen organizado, blanqueo de capitales y el combate al financiamiento de armas de destrucción masiva (...) no pueden decidir quien vive y quien muere en materia financiera en este país, no puede ser, en qué país estaríamos”, manifestó. 

Sandinistas ignoran a ASOBANP

Los diputados sandinistas ignoraron la carta que envió la Asociación de Bancos Privados (ASOBANP) que rechazó la Ley de reforma y Adición a la Ley 842 porque transgrede la libertad contractual entre los bancos y clientes.

Según ASOBANP, la reforma impide a los bancos que de manera libre elijan con quien iniciar sus relaciones comerciales e igualmente decidir cuándo cancelar una relación con un usuario o consumidor, facultad que está en sus contratos y reglamentos los cuales son de conocimiento del cliente o usuario.

LEER MÁS: ASOBANP: reforma a Ley del consumidor promueve prácticas de lavado de dinero e impide remesas

Además, ASOBANP advierte que la iniciativa pone en riesgo el sistema financiero porque Nicaragua podría pasar a la lista negra que impone el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) por prácticas de lavado de dinero.

“Violan el derecho constitucional a la libre empresa consignado al artículo 99 de la Constitución Política de Nicaragua y promueven prácticas que incitan el lavado de dinero, nos pone en riesgo como país de pasar de la lista gris en que nos encontramos a la lista negra que impone el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) lo que ocasiona el cierre de las cuentas de corresponsalía bancaria, la imposibilidad de recibir remesas, de enviar y recibir transferencias internacionales, el cierre de líneas de créditos del exterior y cancelación de contratos con las marcas de tarjetas de créditos. Esto implica que Nicaragua sería excluida del Sistema Financiero Global", advirtió la Asociación de Bancos Privados.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ