Grupo opositor de Nicaragua se abre a elecciones por candidato presidencial

La opositora Alianza Ciudadana anunció este martes su apertura a un proceso de elecciones internas, para elegir a su candidato a la presidencia de Nicaragua en las elecciones de noviembre próximo, donde pretende acabar con el poder que ostenta el presidente Daniel Ortega.

"Se ha aprobado el procedimiento de inscripción de precandidatos presidenciales para elegir conforme una metodología amplia y participativa al candidato que derrotará cívicamente a la dictadura en elecciones libres", informó la Alianza Ciudadana, en un comunicado.

Recuerde Leer: Tamara Dávila: todo actor dispuesto a salir de dictadura es "relevante" rechaza cohabitar con Daniel Ortega

El grupo opositor, compuesto por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, y el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), estableció el próximo día 16 como la fecha para iniciar el proceso de inscripción de candidatos.

Hasta ahora hay dos integrantes de dicha ala opositora que ya han expresado sus aspiraciones presidenciales.

 Por una parte, el líder empresarial Juan Sebastián Chamorro, sobrino político de la expresidenta nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Y por otra, el exdiplomático sandinista Arturo Cruz, quien ha elogiado a CxL y ha recibido críticas por apoyar la teoría de "caída suave" de Ortega, que consiste en que el presidente no responda por supuestos "crímenes de lesa humanidad".

                                                       

La Alianza Ciudadana se ha caracterizado por sus llamados a la unidad, a la vez que rechaza reuniones con otros grupos opositores.

Durante el lanzamiento de la Alianza Ciudadana, en enero pasado, la presidenta de CxL, Kitty Monterrey, explicó que “la única oposición verdadera” es su partido, junto con su aliado, la Alianza Cívica, y que el resto de disidentes “no existen”.

Siga leyendo: Miguel Mora reitera reto a la Alianza Ciudadana "estamos listos para dialogar cuando ustedes digan"

Entre los disidentes que no son reconocidos por la Alianza Ciudadana está la Coalición Nacional, compuesta por las organizaciones sociales Movimiento Campesino, Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN), Unidad Nacional Azul y Blanco, y Grupo de Reflexión de Excarcelados (Grex), junto con el partido indígena Yatama ("Hijos de la madre tierra" en lengua miskita), y el Partido de Restauración Democrática.

Las elecciones del 7 de noviembre próximo serán trascendentes en Nicaragua porque una victoria de la oposición acabaría con 42 años de dominio casi absoluto del presidente Daniel Ortega sobre la política nicaragüense, sin embargo, existen dudas de que esto ocurra si no se reforma la Ley Electoral y si la disidencia no se une en una sola fuerza. EFE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ