Almagro: magistrados electorales afines al FSLN consolida concentración de poder, demanda reformas coherentes

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (SG/OEA) considera que la elección de magistrados y la aprobación de las reformas electorales dan una “ventaja absoluta” al partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), lo cual elimina las garantías necesarias y credibilidad institucional mínima para un proceso electoral libre y justo en noviembre de 2021. Ante esto, exhortaron al régimen de Daniel Ortega a adoptar reformas electorales coherentes. 

En un comunicado, la Secretaría señala que la reciente elección y aprobación de la reforma electoral pone en evidencia la falta de voluntad del régimen para tomar acciones en pro de la democracia, derechos políticos y civiles de la población nicaragüense.

“La ausencia de pluralidad de partidos y la inexistencia de separación de poderes violan flagrantemente los principios del Sistema Interamericano del cual el país es parte. Exhortamos al partido oficial y a los partidos que se han plegado a esta iniciativa a que adopten medidas de reformas electorales coherentes con los principios del ejercicio efectivo de la democracia”, indican

LEER MÁS: Sandinistas aprueban reformas electorales a su medida, no hubo cambios

Al mismo tiempo, el organismo reiteró la permanente voluntad de apoyar el proceso de negociación y diseño de reformas que construyan el camino hacia elecciones libres y justas, especialmente la composición de una autoridad electoral independiente, transparente y responsable.

“No exigimos que hagan lo anterior porque la comunidad internacional lo recomienda, lo solicitamos porque es lo menos que el pueblo nicaragüense merece; un CSE con credibilidad que no se supedite al Régimen y la realización de elecciones limpias, transparentes y con pluralidad de partidos que garantice elecciones libres”, refiere.

Erosión

En el pronunciamiento, Luis Almagro, secretario de la OEA, lamentó que el régimen sandinista no tomó en cuenta las recomendaciones realizadas por la comunidad internacional, incluida la Misión de Observación Electoral de la OEA en 2017, y resoluciones del Consejo Permanente y de la Asamblea General de la Organización.

“Observa con extrema preocupación la elección de los altos magistrados que compondrán el Consejo Supremo Electoral (CSE) y la aprobación de reformas electorales que van en contra de los principios y las recomendaciones realizadas por la comunidad internacional”, manifestó.

Almagro recordó que la resolución aprobada el 21 de octubre de 2020 “Restablecimiento de las instituciones democráticas y el respeto de los derechos humanos en Nicaragua mediante elecciones libres y justas”, resolvió que el régimen de Nicaragua y los actores nacionales de la oposición nicaragüense adoptaran medidas de reforma electoral “significativas y coherentes con las normas internacionales aplicables… a fin de promover elecciones libres y justas”. 

SEGUIR LEYENDO: EE.UU: Ley electoral defrauda al pueblo de Nicaragua y no convence a la comunidad internacional

Según el alto representante, la elección del nuevo CSE y la reforma “erosiona”, en lugar de fortalecer, un proceso político pluralista que conduzca al ejercicio efectivo de los derechos civiles y políticos de la población.

“La elección de nuevos magistrados en el CSE afines al partido oficial consolida la concentración del poder del FSLN en todos los cuatro poderes del Estado – Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Electoral y Poder Judicial. Este arreglo de poder no es conducente a que los nicaragüenses elijan libremente y con condiciones de transparencia a sus gobernantes”, señalan.

LEER MÁS: Precandidatos presidenciales rechazan a magistrados electorales orteguistas electos

Además, Almagro subrayó que Ortega incumplió los acuerdos firmados con la OEA desde el 2017, un año antes que iniciara la crisis sociopolítica en el país.

“El Gobierno firmó en ese marco sendos acuerdos que fueron incumplidos en forma reiterada: a) los acuerdos surgidos del "Diálogo constructivo entre el Gobiernos de Nicaragua y la Secretaría General de la OEA", realizados entre el 20 de octubre de 2016 y 20 de enero de 2017, firmados en el mes de febrero de 2017; b) la no puesta en práctica de las recomendaciones de la MOE de la OEA, que fueron presentadas ante la Asamblea General de la Organización en diciembre de 2017 y en cuya sesión fueron aceptadas y comprometidas a cumplir por la delegación de Nicaragua; c) el acuerdo alcanzado en la Mesa de Negociación entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica en marzo-abril de 2019, que rescataba los acuerdos con la Secretaría General de la OEA de 2018”, reza el comunicado.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ