Senadores Bob Menéndez y Marco Rubio condenan reformas electorales del régimen de Daniel Ortega

Los Senadores estadounidenses Bob Menéndez, Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y Marco Rubio, Republicano de la Florida, Miembro destacado del Subcomité de Relaciones Exteriores del Senado sobre Hemisferio Occidental, Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer, condenaron la formas electorales aprobadas por el régimen de Ortega, así lo expresaron a través de una nota de prensa. 

Las declaraciones de los senadores estadounidenses manifiestan que “las recientes reformas electorales de Daniel Ortega y su régimen son un esquema manipulador que pone en riesgo la posibilidad de elecciones verdaderamente democráticas en Nicaragua. Pedimos la mejora inmediata de las condiciones para garantizar un proceso electoral libre, justo y transparente con observadores internacionales creíbles. Esta es la única forma de garantizar la voluntad del pueblo nicaragüense” señala la misiva oficial de los senadores.

Lea Más: Publican en la Gaceta reformas a la Ley Electoral

De igual manera instan al régimen sandinista a liberar a todos los presos políticos “también instamos al régimen de Ortega a liberar a todos los presos políticos, defender la libertad de expresión, salvaguardar a los miembros de la prensa independiente y respetar el trabajo que encabezan las organizaciones de derechos humanos en defensa de todos los nicaragüenses. Como coautores de la ley bipartidista  RENACER, seguimos comprometidos a trabajar por elecciones democráticas en Nicaragua y hacer responsables a esos líderes corruptos y violadores de derechos humanos en el régimen de Ortega ” señalaron.

Reformas electorales 

Un día después que la Asamblea Nacional controlada por la bancada sandinista aprobara las reformas electorales, el régimen de Daniel Ortega mandó a publicar en la Gaceta las Reformas y Adiciones a la Ley No. 331, Ley Electoral, la cual inhiben a candidatos críticos a Ortega, limita la financiación electoral, suspende la observación electoral y restringe derechos constitucionales.

LEER MÁS: Sandinistas aprueban reformas electorales a su medida, no hubo cambios

“Las elecciones para presidente o presidenta, vicepresidente o vicepresidenta, diputados y diputadas por Nicaragua, el Parlamento Centroamericano, alcaldes, vicealcaldes y concejales tendrá lugar el primer domingo del mes de noviembre del año anterior a la fecha en que de acuerdo con la ley comience el período de los que fueron electos”, reza la publicación.

Asimismo, la publicación reitera que la “intervención” de un extranjero en la política nacional será trasladado al Ministerio Público.

                                                       

“Después del artículo 178 del capítulo único, de los delitos electorales se leerá así: De conformidad con los artículos 27 y 47 de la Constitución Política de la República de Nicaragua, comete delito electoral todo extranjero o extranjera presidente o de tránsito en el territorio nacional que promueva, participe, intervenga, personalmente, por medio de ejercer o por cualquier medio tecnológico en asuntos políticos del país en cualquier tiempo. De contravenir esta disposición el Consejo Supremo Electoral trasladará para su conocimiento al Ministerio Público para lo de su cargo”, indica.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ