Pasada de cuentas al PRD por «alojar a los disidentes más incómodos» de la dictadura

El CSE elimina la personería jurídica al PRD y deja sin casilla a la Coalición Nacional, en especial a las organizaciones civiles que en abril de 2018 le movieron el piso al gobierno con las protestas. «Es el miedo de Ortega a una oposición real”, asegura Tamara Dávila. Saturnino Cerrato denuncia que pastores que impugnaron ante el Poder Electoral no son militantes ni directivos del partido.

La cancelación de la personería jurídica que ejecutó el Consejo Supremo Electoral (CSE) al Partido Restauración Democrática (PRD), dejando sin casilla a la Coalición Nacional, es una pasada de cuentas del régimen Ortega-Murillo a esta organización política, en especial por “alojar a los disidentes que mayor incomodidad” provocan a Daniel Ortega y Rosario Murillo, aseguró Eliseo Núñez, exdiputado liberal y crítico del Frente Sandinista.

“El régimen elimina la personería jurídica para que la Coalición y todas las organizaciones que la conforman adopten el discurso de la abstención. El PRD no le es útil para la división del voto, por eso prefiere dejarlos sin posibilidades de participar en las elecciones y forzarlos al juego del ‘no voto’, que es el más rentable para el sandinismo”, analizó Núñez, quien aconsejó a este grupo opositor a no seguir la ruta que Ortega propone.

Recuerde Leer: Miguel Mora señala que impugnadores del PRD fueron enviados por CxL y FSLN

La cédula de notificación de la cancelación de la personería jurídica llegó la tarde de este martes a Saturnino Cerrato, presidente de esta agrupación política, quien aseguró que la decisión es “inapelable”. De esa forma, el régimen deja por fuera a las organizaciones civiles que en abril de 2018 le movieron el piso con las protestas.

                                                             

El CSE decidió cancelar la personería un día después de que un grupo de pastores y miembros de iglesias evangélicas presentaron una impugnación contra el PRD, alegando que la dirigencia del partido abandonó el “seno de las iglesias evangélicas, actuando contrario a sus principios cristianos”, al concretar una alianza electoral con organizaciones feministas, de la diversidad sexual y otras de la Coalición Nacional.

“Miedo a una oposición decidida”

Tamara Dávila, miembro de la Coalición Nacional, manifestó que la decisión de cancelar la personería jurídica del PRD, el vehículo en el que se supone participarían en las elecciones, proyecta el miedo del régimen sandinista frente a una oposición decidida que, ahora, seguirá “denunciando y organizándose”.

“Todo el pueblo se ve afectado con esto, pues está en contra de la democracia. Merece una denuncia conjunta y enfilar todas las baterías para la liberación de todos los presos políticos y la libertad de movilización. Es el trabajo que hay que hacer y lo seguiremos haciendo”, afirmó Dávila.

Sobre los pastores que llegaron a impugnar al PRD, Dávila dijo que la prioridad de todos los grupos es y será salir de Daniel Ortega, y que las excusas que presentaron los pastores “coludidos y pagados por el Orteguismo son falsas”. “Es el miedo de Ortega a una oposición real. Lo saben”, expresó.

Julio González, coordinador político del PRD, dijo que ninguno de los impugnadores son militantes ni directivos del partido. “El PRD no pertenece a ninguna denominación evangélica. No tiene ningún asidero legal”, insistió. También detalló que los asesores legales de ese partido sostuvieron una reunión para analizar el caso y que, antes de la cancelación, únicamente les provocaba “gracia ese tipo de maniobras”. Pero la dictadura iba en serio.

El panorama electoral: consolidar la “unidad”

La cancelación de la personería jurídica del PRD deja como única fuerza política opositora al partido Ciudadanos por la Libertad, que inscribió su alianza electoral junto a la Alianza Cívica y el Partido Movimiento de Unidad Costeña (PMUC), bajo el nombre Alianza Ciudadanos por la Libertad. 

Al final de la tarde, CxL emitió un comunicado sobre la cancelación de la personería del PRD. “La intempestiva cancelación de un partido político pocos días después de convocadas las elecciones generales programadas para el 7 de noviembre de 2021, lesiona gravemente el derecho constitucional de los nicaragüenses a elegir y ser electos y pone de manifiesto la falta de seguridad jurídica que ha caracterizado los procesos electorales durante más de una década”, expresó el partido.

En redes sociales el precandidato presidencial Juan Sebastián Chamorro se solidarizó con el reverendo Cerrato y los simpatizantes del PRD. “Que este zarpazo nos haga recordar que estamos enfrentando a una dictadura criminal capaz de quitarnos todos los derechos a todos los opositores”, denunció.

Recuerde Leer: CxL y PRD reaccionan a informe de Dennis Martínez sobre unidad fallida

La organización política Unión Democrática Renovadora (Unamos) también rechazó la “agresión” del régimen Ortega Murillo. El pronunciamiento señala que el orteguismo “muestra su terror a elecciones”, a la decisión tomada por la mayoría de los ciudadanos de hacer un cambio democrático en noviembre.  

“Este es un proceso electoral totalmente deslegitimado con la inhibición de la principal fuerza política de oposición, cuyos integrantes han tenido un papel relevante y decisivo en las protestas desde abril de 2018 y posteriores, y consecuentes con la demanda de democracia y justicia en Nicaragua”, refiere el comunicado.

Para Eliseo Núñez, la Coalición y el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) deben sentarse y dialogar para darle “una segunda oportunidad a la unidad, y obligar al Frente Sandinista a que, si va a cancelar más personerías, lo haga y defina el rumbo del proceso electoral”.

“Este es el momento de CxL de ofrecer una salida a los que quedaron afuera, y de la Coalición de aceptar bajo otras condiciones. Es momento de una flexibilización de ambos bandos para poner a Ortega contra la pared y saber si el proceso va o no va”, agregó el exdiputado opositor.

Según Núñez, el riesgo de que se consolide la unidad es que Ortega elimine definitivamente la personería jurídica de CxL. Aunque no es conveniente, definiría muchos escenarios y posturas a nivel nacional e internacional antes del siete de noviembre, cuando están programados los comicios generales.

“El mensaje es claro. Nadie tiene nada mientras la dictadura persista: no hay personería no hay nada, simple, te lo quita a la hora que quiere”, finalizó el exdiputado.

Félix Maradiaga, precandidato a la presidencia por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), expresó a través de un comunicado que la decisión del CSE es un intento más por detener la “lucha del pueblo” por conquistar sus libertades y poner fin a la dictadura.

“Esa acción ilegal y arbitraria, no va a detener la lucha de todo un pueblo que en abril de 2018 dijo basta a la dictadura. La clase política tradicional, con su silencio y actuación, se ha convertido en cómplices de la dictadura en el secuestro de las instituciones del país y de las libertades del pueblo de Nicaragua”, aseguró Maradiaga.

“Fueron enviados”, dice Mora y González

“Fueron enviados por CxL y por el régimen. Quieren meter ruido y desbaratar a la Coalición Nacional”, señaló por su parte Julio González, representante legal del PRD. Al consultarle en qué se basaba para dar esa afirmación respondió: “Son caras conocidas. Nicaragua es chiquita y ya sabemos por dónde anda cada quien”.

Miguel Mora, precandidato presidencial del PRD, dijo que los pastores impugnadores pertenecen a la misma iglesia evangélica de Darick Ramírez, un directivo del partido CxL, quien el pasado doce de mayo –cuando Kitty Monterrey inscribió en solitario la alianza electoral– emplazó en conferencia de prensa al pastor Cerrato para concretar “de última hora” la unidad opositora. 

“Son enviados por un señor que tomó la palabra en una conferencia de prensa, y comenzó a atacar a Saturnino. Ellos (los que presentaron la impugnación), son miembros de esa iglesia y no pertenecen al PRD. No son congresistas del PRD, son enviados”, enfatizó Mora. 

Darick Ramírez fue consultado por Redacción Abierta para conocer su postura sobre los señalamientos de Mora. Sin embargo, no contestó las llamadas y, luego de leer nuestros mensajes por WhatsApp, bloqueó al reportero. Una fuente de CxL sostuvo que están trabajando otro comunicado sobre los señalamientos a Ramírez, pero hasta la publicación de este artículo no ha sido emitido.

Lea Más: Analistas: políticos en Nicaragua no aprenden de la historia

No obstante, Saturnino Cerrato tiene una opinión distinta a la de Mora y González. “Yo no he dicho que está detrás el CxL. He oído decir que son otras personas y la información que estoy recibiendo es que este grupo de pastores son miembros de las Comisiones de Paz del Frente Sandinista en los barrios de Managua. Para ser de las Comisiones de Paz, hay que ser del FSLN… de modo que tienen que ser gente del partido sandinista. Están tomando una decisión totalmente incorrecta, totalmente impropia”.

Los impugnadores de PRD son: Francisco Javier Martínez Godinez, 001-190268-0045B; Teresa Vanegas López, 001-060569-0013C; Sergio Francisco Martínez Tinoco, 001-170472-0082D; Jonathan Pérez Gutiérrez, 042-050563-0006N; Daniel Alfonso Manzanares, 001-150580-0075E; Rudy Antonio Ruiz, 001-260970-0002E; Elías Alfonso Urbina Zavala, 001-200968-0006G; Walter Efrain Vásquez Rodríguez, 001-081168-0000M; Francisca Bermúdez, 001-180368-0005M; Juan Carlos Torres Martínez, 001-220278-0063X y Francisco José Padilla Martínez, 001-040354-0032M.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ