UE podría imponer más sanciones en Nicaragua

Según el balance hecho por analistas consultados por la Voz de América, la Unión Europea podría implementar más sanciones contra el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua.

BARCELONA, ESPAÑA - Analistas y eurodiputados consultados por la Voz de América muestran preocupación ante los acontecimientos ocurridos en Nicaragua bajo el gobierno del presidente Daniel Ortega. Eventos como encarcelamientos de opositores, acciones represivas por parte de las autoridades y la persecución a los medios y periodistas independientes, han activado tanto las alarmas de la Unión Europea como de expertos, quienes advierten que el organismo podría imponer más sanciones en el país latinoamericano.

“Se están perdiendo los papeles”

Carlos Malamud, investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano, con sede en Madrid, explica que, a su parecer, en Nicaragua “se están perdiendo los papeles”. El experto, quien califica al gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo como “neo-somocista”, explica que las sanciones “son el camino para mostrar claramente cuál es la predisposición de Europa entorno al proceso de democratización en Nicaragua y también los intentos de acabar con el gobierno dictatorial existente en este momento”.

Desde Berlín, la asesora para América Latina del centro de pensamiento Friedrich-Naumann, Diana Luna, advierte sobre la gravedad de la realidad nicaragüense: “Esta ola de represiones que vemos en Nicaragua nunca la hemos visto en América Latina desde hace 20 años”. Según la analista, en el último año “Ortega ha ido preparando el terreno para no competir de forma justa en las elecciones”.

LEER MÁS: Eurodiputados preparan resolución contra Ortega ante Parlamento Europeo

A juicio de Leopoldo López Gil, coordinador del PPE ante la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo y coordinador de la delegación en la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, el mandatario sandinista “está reafirmando que su único deseo es mantenerse en el poder, y está utilizando las armas más canallas que se pueden imaginar los seres humanos al llevar a prisión a todos sus opositores”.

Por otro lado, Javier López, integrante de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo y Copresidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, destaca que “Ortega está ahondando en la deriva autoritaria del país”. El parlamentario también subraya que ante la actual coyuntura “la comunidad internacional no sólo tiene que señalar, sino presionar al país, porque puede derivar la situación actual en la instauración de un régimen no democrático que cercene libertades individuales”.

La UE podría imponer más sanciones individuales

El pasado 10 de junio, el Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, condenó las acciones del gobierno de Ortega e instó al régimen “a que cumpla con sus propios compromisos, la Constitución de Nicaragua y las leyes y normas internacionales de derechos humanos”. En el mismo documento, Borrell advirtió que el organismo “está dispuesto a utilizar todos sus instrumentos, incluidas medidas restrictivas adicionales”.

Malamud vaticina que en el país centroamericano “las prácticas represivas y el acoso sistemático y violento a la oposición van a continuar”. Si bien en 2019 el Consejo Europeo ya aprobó sanciones selectivas a seis miembros del gobierno de Ortega, según el experto “no hay manera que la UE se desdiga de sus amenazas en este sentido. Yo creo que, probablemente, a la vista de la inminencia de las elecciones nicaragüenses a finales de año, la UE va a insistir por esta vía”.

Sin embargo, hace una distinción entre sanciones generales e individuales. Explica que las primeras, como las aplicadas por la UE en Venezuela, “no suelen funcionar” al “afectar más a los pueblos que a los jerarcas del régimen que se quiere castigar”. Es por ello que afirma que la UE debería decantarse por seguir imponiendo sanciones ad hominem, las cuales afectarían a funcionarios de forma individual.

Diana Luna, quien coincide con la postura de Malamud, comenta: “La UE debe usar todos los mecanismos (…) Las sanciones selectivas de la UE serían el paso más cercano que podemos ver respecto a un aumento de la presión internacional”.

LEER MÁS: Kitty Monterrey reitera que van a elecciones pero bancos no les prestan para campaña electoral

La asesora destaca que los grupos parlamentarios de la UE ya se encuentran trabajando en mociones para aumentar las penalidades dirigidas al régimen sandinista y sus aliados. Si bien defiende que, a su parecer, “es importante buscar todos los medios diplomáticos”, afirma que “también hay que ir aumentando la presión”. 

Por otra parte, Soraya Rodríguez, eurodiputada del grupo Renew Europe dentro de la delegación del partido Ciudadanos Europa, avanzó a la VOA que próximamente la UE podría emitir una resolución sobre Nicaragua: “Será la próxima semana en Estrasburgo. Espero que podamos sacarlo adelante, que junto con la posición de la Comisión Europea y del Alto Representante haya una resolución que en definitiva sea la voz del Parlamento Europeo. Un mensaje claro, nítido, que queremos hacer llegar a Ortega y Murillo”. “Los nicaragüenses no están solos, la comunidad internacional está con ellos; Pero Ortega y Murillo sí están solos”, añade.

¿Suspensión del acuerdo UE-Nicaragua?

El pasado 4 de junio Leopoldo López Gil lideró la misiva firmada por 33 eurodiputados y dirigida al Alto Representante de la UE, Josep Borrell, para que éste contemplara la posibilidad de “activar la cláusula democrática incluida en el Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica”, a través de la cual se suspendería el convenio comercial entre ambos territorios.

López Gil reiteró a la VOA la importancia de seguir adelante con esta acción en el caso que no se liberen a las personas detenidas y se produzcan reformas electorales para garantizar unas elecciones democráticas: “La UE firmó este tratado para que se dieran las condiciones, o al menos se dieran muestras que había una intención de mejorar progresivamente los derechos humanos y la democratización del país. Es evidente que no está pasando, por tanto, si algo que se ha firmado no se cumple, deberíamos retirarlo”. “No debemos esperar a lo que ha sucedido en países como Cuba o Venezuela”, añade.

LEER MÁS: Daniel Ortega acusa a EEUU de amenazarlo e "invadir", reconoce que opositores son presos políticos

Soraya Rodríguez, quien también forma parte de los eurodiputados que firmaron la carta enviada al Alto Representante, destaca la agudización de la crisis de Nicaragua en las últimas semanas: “Ahora estamos en un escenario en el que las elecciones son imposibles (…) El escenario es diferente y tenemos que abordarlo desde esta perspectiva”.

“Para nosotros es fundamental que todas las medidas de presión que tenemos que poner en marcha y que le pedimos al Alto Representante que lo haga, indudablemente no perjudiquen nada más al enorme sufrimiento y terrible situación que ya está sufriendo el pueblo de Nicaragua”, agregó.

Por otro lado, el socialista Javier López, destaca que, en términos generales, la UE no suele colocar sanciones comerciales que afecten al conjunto del país. “Si retiras el acuerdo dañas directamente al comercio o cualquier relación económica con el país. (…) Teniendo en cuenta que hay una importante presencia europea en el país, lo que vas a provocar probablemente es que se cierre más en banda el régimen y que tenga argumentos de victimización respecto a su ciudadanía.” (…) “El objetivo es dañar al gobierno de Nicaragua no a su pueblo”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ