Unidad opositora rechaza participar en elecciones que garantizan permanencia de Daniel Ortega en el poder

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco a través de una conferencia de prensa reafirmó su rechazo a participar en elecciones que garanticen la permanencia del dictador Daniel Ortega en el poder, sin embargo, manifestan que siempre han apostado al proceso electoral como salida pacífica de la crisis, pero no están de acuerdo a un proceso que a todas luces es "viciado".

“La Unidad Nacional es una estructura política que tiene como compromiso salir de la dictadura Ortega-Murillo por la vía cívica, pacífica y democrática que solo unas elecciones pueden permitir, es por eso que nos preparamos para competir en un proceso electoral limpio y transparente. Sin embargo, las elecciones actuales previstas para el 7 de noviembre, con jueces electorales adeptos y fieles al régimen, una legislación que favorece la alteración de la voluntad popular y con la mayoría de liderazgos y precandidatos secuestrados, están encaminadas a garantizar la continuidad de la dictadura en el poder” cita parte del comunicado de la UNAB. 

Lea Más: Expresidenta de Costa Rica: “Si Ortega se reelige generará incentivos a otros”

De igual manera la UNAB manifiesta que participar del actual proceso electoral, bajo las condiciones establecidas por el régimen, "carece de todo tipo de condición legal y constitucional" que dé como resultado unas elecciones creíbles y legítimas, que devuelvan a la ciudadanía la esperanza de una nueva Nicaragua. 

                                           

“Como Unidad Nacional reconocemos la vía electoral como la alternativa pacífica para salir de la dictadura, siempre y cuando se incorporen las demandas reales del pueblo nicaragüense, tal y como lo son: 

1) Libertad absoluta de todas las personas presas políticas.

2) Elecciones libres, observadas, transparentes. 

3) Retorno de las garantías civiles y políticas. 

4) Cese a la represión, persecución y militarización en el país. 

5) Reformas electorales que incorporen las recomendaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ