Estados Unidos promete más "sanciones" y "aislamiento" contra la dictadura de Nicaragua

Estados Unidos prometió más sanciones contra la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, además de implementar una política de aislamiento contra la pareja dictatorial, afirmó a Univisión un alto funcionario del Departamento de Estado, quien también exigió la liberación de los más de 150 presos políticos.
Estados Unidos prometió más sanciones contra el régimen d...
Tomada de El 19 Digital

El Gobierno de Estados Unidos prometió más sanciones contra la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, además de implementar una política de aislamiento contra la pareja dictatorial, afirmó a Univisión un alto funcionario del Departamento de Estado, quien también exigió la liberación de los más de 150 presos políticos.

"Estados Unidos exige la liberación incondicional de todos los presos políticos y estamos particularmente preocupados por la aplicación de nuevas leyes en Nicaragua, muchas de ellas importadas de otros regímenes autoritarios como Rusia, que realmente restringen la capacidad de la sociedad civil para operar", dijo Jon Piechowski, subsecretario adjunto en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental a la cadena Univisión.

Lea: Álvarez: “Nicaragua se desangra por la migración, familias enteras en ese desierto, en caravanas de soledad, muerte y dolor”

"Estados Unidos va a seguir trabajando con otras democracias de América Latina y el Caribe, así como de todo el mundo, para aumentar la presión sobre Ortega [y] Murillo y para aumentar el apoyo al pueblo nicaragüense en su intento de restaurar la democracia en su país", añadió el Piechowski a la cadena noticiosa.

En su afán desenfrenado por buscar la reelección para prolongarse en el poder, en un quinto mandado Ortega, desde el mes de mayo del 2021 ha encarcelado a siete precandidatos presidenciales que demostraron poder derrotarlo en las urnas este próximo 7 de noviembre.

Según la publicación de Univisión, Estados Unidos está trabajando con sus aliados en América Latina y Europa para aislar a Ortega, dijo Piechowski, con el fin de dejar claro que su reelección sin candidatos de la oposición no será reconocida internacionalmente, como ocurrió con Nicolás Maduro en Venezuela en 2019.

Recientemente, ocho países reafirmaron que Nicaragua estaba en violación de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA), "lo que pone en tela de juicio la validez y legitimidad de las elecciones de noviembre, tal como se están organizando actualmente", cita Univisión.

Éxodo de nicaragüenses

La ola de represión ha desatado un éxodo masivo que, de repente, ha convertido a Nicaragua en el tercer país centroamericano que más refugiados y migrantes produce, después de Honduras y Guatemala.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos estima que más de 33,000 nicaragüenses han llegado a Estados Unidos por la frontera de México entre octubre de 2020 y julio de este año.

Ante esta situación, Piechoswki declaró a Univisión que su gobierno estudia más sanciones contra el régimen de Nicaragua para ejercer presión.

Lea además: Departamento de Estado: EEUU mantiene posición frente a Ejército de Nicaragua que apoya represión

"Vamos a ver cuáles son las entidades, sea del Estado, o sea entidades privadas más importantes que sancionar en el mejor momento para tener el resultado que todos queremos, que es que el pueblo nicaragüense pueda elegir libremente a su presidente", se lee en el portal web de Univisión.

Cuando la Cadena noticiosa le preguntó al funcionario si creía que Ortega iba a escuchar las preocupaciones de Estados Unidos y las amenazas de sanciones, Piechowski dijo que Estados Unidos no cambiaría su política contra el régimen.

"No me importa si le importa lo que pensamos", expresó y añadió que habría consecuencias si ignoraba a la comunidad internacional.

"Lo que sí importa son nuestras acciones. Porque sí importa nuestra diplomacia con nuestros socios, porque sí importa nuestra ayuda y apoyo a los nicaragüenses", agregó.

Farsa electoral

Analistas internacionales han calificado como "ilegítimas" y una "farsa" las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua, durante un foro realizado en Costa Rica la semana pasada.

"Un demócrata, ya sea de izquierda o de derecha, debe reconocer que en Nicaragua existe una dictadura en todas sus dimensiones, donde la separación de poderes ha desaparecido, donde los líderes de oposición son presos políticos", expresó el expresidente costarricense y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias.

Lea también: Nicaragua intenta vender imagen ante la ONU que contradice informes internacionales

"En Nicaragua hay elecciones pero se eliminan partidos de oposición, se restringe la libertad de expresión o de desplazamiento; las fuerzas armadas están adheridas al poder oficial y ahí de nada vale la formalidad electoral. La existencia de un tribunal de elecciones y el ejercicio ritual del sufragio son manipulaciones y un medio para que el sistema totalitario se disfrace de democracia. Se trata de una farsa", expresó a Univisión el expresidente tico Óscar Arias.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ