Wálmaro Gutiérrez repite discurso de Daniel Ortega y llama a diálogo después de votaciones

El diputado sandinista ya da por vencedor al partido de la dictadura, Frente Sandinista, en las cuestionadas elecciones del próximo 7 de noviembre y amenaza cualquier tipo de protesta ciudadana.
Asamblea Nacional

El diputado sandinista, Wálmaro Gutiérrez, este martes adelantó los resultados de las cuestionadas elecciones generales del próximo 7 de noviembre y aseguró que las ganará el partido de la dictadura, Frente Sandinista de Liberación Nacional, a la vez que hizo eco de lo anunciado en meses anteriores por el dictador Daniel Ortega al repetir que después del irregular proceso electoral habrá un diálogo nacional. 

"Ahora, si el gran capital se nos quiere unir en este esfuerzo, bienvenidos sean, que bueno, ya lo dijo el presidente Ortega también. Después de que el pueblo reafirme este próximo 7 de noviembre que el Frente Sandinista va a continuar gobernando en este país, después que nosotros como pueblo organizado ganemos las elecciones este próximo 7 de noviembre se abre un gran diálogo nacional, donde van a caber todos", dijo Gutiérrez en su intervención en la Asamblea Nacional dominada por la dictadura.

El pasado  14 de enero, desde el centro histórico de Managua, el dictador Ortega adelantó que abriría los espacios para realizar un diálogo nacional con los diversos sectores del país, después de las elecciones generales, pero no precisó si daría las condiciones necesarias para el mismo como: la liberación de presos políticos, el retorno de exiliados, cero represión y elecciones generales limpias y transparentes.

Lea también: ¿Qué dice la ley sobre la propaganda electoral? ¿Se está cumpliendo en Nicaragua?

Amenaza protestas ciudadanas

Actualmente la dictadura ejecuta elecciones nacionales manteniendo tras las rejas a precandidatos presidenciales opositores, periodistas, dueños de medios de comunicación, líderes políticos, defensores de derechos humanos, extrabajadores de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro, entre otros. Además, controla el Poder Electoral, ya que la mayoría de los magistrados responden a los intereses del dictador, y aprobó una reforma a la Ley Electoral que le facilita apropiarse de los resultados electorales. También, despojó de la personería jurídica a tres partidos políticos de la oposición.  

"Lo que no vamos a repetir son los tranques de la muerte, lo que nos vamos a permitir es más muertes, más deterioro de la economía en perjuicio de los pobres de este país, eso es lo que no vamos a permitir. En ese diálogo van a caber todos los que amen a Nicaragua, no los que pidan sanciones para Nicaragua, solo los que amen a su madre, a la madre tierra, a la madre patria", amenazó Gutiérrez.

                                                

Y es la dictadura, a través de oficiales de la Policía Sandinista (PS) y paramilitares, ha amenazado, perseguido, acosado y reprimido a todo nicaraguense que desee expresar su descontento contra los abuso del régimen. A raíz de las protestas iniciadas en abril de 2018, la represión ordenada por los dictadores permitió el asesinato de más de 600 personas, según registros de organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos. Los crímenes han quedado en la impunidad hasta el momento.

Lea además: Congresista María Elvira Salazar promete presionar para aplicar Nica Act a Daniel Ortega e investigar a testaferros

Por su parte, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) -cámara empresarial que aglutina a las empresas más grandes de Nicaragua- se ha mostrado tímido y evasivo ante los constantes abusos de la dictadura en contra de su mismo gremio y de los opositores nicaragüenses. 100 % Noticias llamó a Michael  Heally, presidente del Cosep, para conocer su reacción sobre el anuncio de Gutiérrez, pero como ya es costumbre no contestó.       

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ