EEUU prohíbe ingreso de Daniel Ortega, Rosario Murillo, funcionarios, militares por atentar contra democracia en Nicaragua

La prohibición de entrada a Estados Unidos fue firmada por el presidente Joe Biden, quien ha condenado la "farsa electoral" en Nicaragua.
Cortesía

El gobierno de Estados Unidos ha prohibido la entrada a ese país del dictador Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, vicedictadora de Nicaragua, a sus familiares y a todos los funcionarios de la dictadura de Daniel Ortega, por “la supresión de los derechos humanos y la democracia en Nicaragua”, señala el comunicado de la Casa Blanca, que ha sido firmado por Joe Biden, presidente de esta nación.

La medida también alcanza a otros funcionarios sandinistas, migrantes y no inmigrantes por “implementar o beneficiarse de políticas o acciones que socaven o dañen las instituciones democráticas o impidan el retorno a la democracia en Nicaragua”, agrega el comunicado.

Lea Canadá impone sanciones a 11 funcionarios de Nicaragua entre ellos Bayardo Arce y Alba Luz Ramos

El documento presidencial norteamericano añade que “los actos represivos y abusivos del gobierno de Ortega y quienes lo apoyan obligan a Estados Unidos a actuar. La represión del gobierno de Ortega contra líderes de la oposición, líderes de la sociedad civil y periodistas en preparación para las elecciones presidenciales y legislativas nicaragüenses de noviembre de 2021 daña las instituciones y los procesos esenciales para el funcionamiento de una democracia”, se lee en el comunicado.

Una vez más, Estados Unidos ha cuestionado el proceso electoral del pasado siete de noviembre, en donde Daniel Ortega se reeligió sin competencia en unas elecciones con siete aspirantes presidenciales detenidos.

“Las acciones autoritarias y antidemocráticas del gobierno de Ortega han paralizado el proceso electoral y despojado del derecho de los ciudadanos nicaragüenses a elegir a sus líderes en elecciones libres y justas”, añade el escrito.

Los castigados

Estados Unidos suspendió y limitó la entrada a ese país de personas migrantes y no inmigrantes de las siguientes personas.

a) Los miembros del Gobierno de Nicaragua, incluidos los funcionarios electos y su personal;

(b) Alcaldes, vicealcaldes o secretarios políticos que planificaron, ordenaron, asistieron, ayudaron e incitaron, cometieron o participaron de otra manera, incluso a través de la responsabilidad del mando, abusos graves o violaciones de los derechos humanos para castigar a manifestantes pacíficos o negar las libertades fundamentales de los nicaragüenses, o quien intentó o conspiró para hacerlo;

c) Funcionarios de los servicios de seguridad de Nicaragua, incluidos el Ejército de Nicaragua, la PNN, la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, los grupos parapoliciales y los grupos paramilitares;

(d) Funcionarios de la administración penitenciaria de Nicaragua;

e) Altos miembros del Poder Judicial, Ministerio Público y Ministerio del Interior de Nicaragua;

(f) Miembros de ministerios del gobierno de Nicaragua, agencias reguladoras, empresas paraestatales, administradores y profesores de educación superior, y funcionarios electos que emprendan acciones, incluidos abusos de derechos humanos, para negar servicios a quienes realizan esfuerzos pacíficos para exigir el retorno a la democracia en Nicaragua;

(g) Personas no gubernamentales que actúan como agentes o actúan a instancias de las descritas en las subsecciones (a) - (f) de esta sección para facilitar u obtener beneficios financieros de políticas o acciones, incluido el fraude electoral, abusos de los derechos humanos , o corrupción, que socaven o lesionen las instituciones democráticas o impidan el retorno a la democracia en Nicaragua; y

(h) Los cónyuges, hijos e hijas de las personas descritas en los incisos (a) - (g) de esta sección.

Contra juicios políticos

El presidente Joe Biden también ha castigado a los funcionarios que han detenido y negado “juicios justos por parte del gobierno de Ortega a manifestantes pacíficos, líderes de la sociedad civil, líderes del sector privado, líderes estudiantiles, líderes políticos, periodistas y candidatos presidenciales en Nicaragua ahoga el discurso político y el proceso democrático. Las autoridades policiales y penitenciarias contribuyen al clima represivo que promueve el gobierno de Ortega mediante la realización de arrestos y detenciones por motivos políticos de personas que ejercen sus derechos humanos y la incomunicación de presos políticos, sin acceso a abogados, familiares y atención médica necesaria. Los familiares y los medios de comunicación han informado de que algunos presos han perdido mucho peso durante la detención, no pueden caminar sin ayuda, han sido recluidos en régimen de aislamiento y son sometidos a frecuentes y extensos interrogatorios. El abuso físico y psicológico de los presos políticos a manos de 
la policía y las autoridades penitenciarias es intolerable y no soportable”, cita el documento en un segundo punto detallado por el presidente norteamericano.

Lea además: Asamblea OEA declara con 25 votos a favor: "elecciones" en Nicaragua no tienen legitimidad democrática

La Casa Blanca además señaló que la dictadura “controla múltiples servicios de seguridad, incluidos parapoliciales no uniformados, armados y enmascarados, que abusan de personas para promover la agenda autoritaria del gobierno de Ortega, incluso acosando, amenazando y cometiendo violencia contra quienes se oponen al gobierno. Miembros de la Policía Nacional de Nicaragua (PNN), junto con turbas violentas de simpatizantes progubernamentales también controlados por actores gubernamentales, han atacado instituciones religiosas en represalia por su apoyo a líderes políticos y religiosos”.

El pasado siete de noviembre, autoridades de Migración y Extranjería retiraron el pasaporte de monseñor Silvio Fonseca, vicario de la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Managua, además de impedirle la salida hacia Estados unidos, en donde se realizaría chequeos médicos.

La medida abusiva del régimen también alcanzó a varios periodistas independientes que desde varias plataformas han denunciado las violaciones de derechos humanos en Nicaragua por parte de la dictadura.

Funcionarios municipales 

Joe Biden también impidió la entrada a ese país de los funcionarios municipales, cuyas alcaldías son controladas por la dictadura.

“Los funcionarios municipales, actuando bajo órdenes directas del gobierno de Ortega, han dirigido la violencia contra manifestantes a favor de la democracia en sus comunidades y otros actores locales opuestos al gobierno. Por ejemplo, alcaldes y alcaldías leales al gobierno de Ortega han organizado y canalizado fondos estatales a grupos parapoliciales involucrados en la represión violenta. Estos funcionarios municipales ejercen un enorme poder político y una autoridad presupuestaria discrecional, que les confieren los niveles más altos del gobierno de Ortega. El clima de miedo establecido y perpetuado por estos funcionarios municipales ha disminuido la posibilidad de elecciones libres y justas y ha socavado la democracia en Nicaragua”, cita el documento.

El presidente Joe Biden también ha castigado a los funcionarios de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) controlada por magistrados y jueces fieles a la dictadura, por “fallarle a la ciudadanía” por permitirle a Ortega y a Murillo usar los cargos con fines políticos.

“El poder judicial le ha fallado al pueblo nicaragüense al ayudar e incitar al gobierno de Ortega al uso de cargos por motivos políticos para encerrar a los presos políticos. Al apilar el poder judicial con jueces y fiscales controlados por el gobierno, el gobierno de Ortega ha abusado del sistema de justicia para silenciar a los críticos. Las autoridades han mantenido incomunicados a muchos presos políticos durante meses, sin acceso a sus abogados y sin conocimiento de los cargos falsos presentados en su contra”, se lee en el documento.

La impunidad generalizada de los delitos cometidos contra actores de la oposición; la persistente corrupción que practican los funcionarios del gobierno nicaragüense en el desempeño de funciones públicas que ha erosionado las instituciones democráticas; y el continuo fracaso del presidente Daniel Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo, los funcionarios del gobierno de Nicaragua y otros para apoyar el estado de derecho, los derechos humanos y otros principios de alta prioridad para Estados Unidos exigen una respuesta contundente.

Limitación de entrada

A través de sus instituciones, Estados Unidos identificará a las personas cubiertas  por la disposición gubernamental para la aplicación de la normativa.

“El Secretario de Estado implementará esta proclamación según se aplique a las visas de conformidad con los procedimientos que el Secretario de Estado, en consulta con el Secretario de Seguridad Nacional, pueda establecer. El Secretario de Seguridad Nacional implementará esta proclamación según se aplique a la entrada de no ciudadanos de conformidad con los procedimientos que el Secretario de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario de Estado, pueda establecer”, reza el comunicado.

Con su disposición, Joe Biden exceptúa de la prohibición de entrada a Estados unidos en los siguientes casos.

(a) Cualquier residente permanente legal de los Estados Unidos;

(b) Cualquier individuo a quien los Estados Unidos le hayan otorgado asilo, cualquier refugiado que ya haya sido admitido en los Estados Unidos, o cualquier individuo a quien se le haya otorgado retención de deportación o protección bajo la Convención contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes o Castigo, y nada en esta proclamación se interpretará como que afecta la elegibilidad de cualquier individuo para asilo, estatus de refugiado, suspensión de remoción o protección bajo la Convención Contra la Tortura, de acuerdo con las leyes y regulaciones de los Estados Unidos;

(c) Cualquier persona cubierta por el artículo 1 de esta proclamación, cuando el Secretario de Estado determine que ha cesado las acciones que socavan las instituciones democráticas y ha tomado medidas concretas para ayudar a restaurar la democracia en Nicaragua; o

Lea también: Diputados rechazan resolución de OEA, piden a Daniel Ortega denunciar Carta de organización

(d) Cualquier persona cubierta por la sección 1 de esta proclamación, una vez que el Secretario de Estado determine que la entrada de la persona no sería contraria a los intereses de los Estados Unidos, incluso cuando el Secretario de Estado así lo determine, con base en una recomendación. del Fiscal General, que la entrada de la persona promovería importantes objetivos de aplicación de la ley de los Estados Unidos. En el ejercicio de esta responsabilidad, el Secretario de Estado consultará al Secretario de Seguridad Nacional sobre asuntos relacionados con la admisibilidad o inadmisibilidad dentro de la autoridad del Secretario de Seguridad Nacional.

Terminación. Esta proclamación permanecerá en vigor hasta que el Presidente la dé por terminada. El Secretario de Estado recomendará, según las circunstancias, si el Presidente debe continuar, modificar o dar por terminada esta proclamación.

Disposiciones generales. (a) Nada en esta proclamación se interpretará en el sentido de menoscabar o afectar de otra manera:

(i) Obligaciones del Gobierno de los Estados Unidos en virtud de los acuerdos internacionales aplicables;

(ii) la autoridad otorgada por ley a un departamento o agencia ejecutiva, o al titular de la misma; o

(iii) las funciones del Director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto relacionadas con propuestas presupuestarias, administrativas o legislativas.

(b) Esta proclamación se implementará de conformidad con la ley aplicable y sujeta a la disponibilidad de asignaciones.

(c) Esta proclamación no tiene la intención de crear, ni crea, ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, exigible por ley o en equidad por cualquier parte contra los Estados Unidos, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados. , agentes o cualquier otra persona.

El documento ha sido firmado por el presidente de Estados Unidos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ