Rosario Murillo lució nerviosa y alterada durante toma de posesión

Aparentemente un dron que realizaba tomas del acto la mantuvo nerviosa.
EFE

La vicedictadora Rosario Murillo, quien juramentó para un segundo periodo continuo en la vicepresidencia del país a punto de represión y fraudes electorales, lucía nerviosa y alterada al momento que su esposo, el dictador Daniel Ortega brindaba su discurso.

Durante el acto de la ilegítima toma de posesión, a la que solo asistieron los presidentes Miguel Díaz Canel de Cuba, Nicolás Maduros de Venezuela, Juan Orlando Hernández de Honduras y los expresidentes Salvador Sánchez Cerén y Mauricio Funes de El Salvador, la vicepresidenta y primera dama designada por el Consejo Supremo Electoral (CSE), Rosario Murillo en todo momento volvía a ver al cielo y su mirada no se despegaba del dron, que sobrevolaba en la plaza de la Revolución.

Lea: Daniel Ortega y Rosario Murillo toman posesión "borrón y cuentas nuevas" dice dictador

Una hora y veintiocho minutos habían pasado de la transmisión que fue enlazada por Telcor en cadena nacional de radio y televisión, los nervios y la angustia de Rosario Murillo la obligaron a ir a sentarse a la par del dictador venezolano, Nicolás Maduro.

Los nervios y la angustia mantenían inquieta a Rosario Murillo, quien ha sido sancionada en múltiples ocasiones por varios países tras señalarla de violentar los derechos humanos de los nicaragüenses. En varias ocasiones tuvo que tomar agua para tranquilizarse. En la transmisión oficialista se observa a Luciana Ortega, hija de la pareja dictatorial que pasa una botella con agua a su madre, que luce nerviosa e impaciente, hablando con el dictador Nicolás Maduro.

Secreteando con Nicolás Maduro

Cuando el dictador Daniel Ortega exaltaba la presencia de la delegación de China Popular, Rosario Murillo en medio de su nerviosismo y ansiedad secreteaba con Nicolás Maduro, quien a petición de la vicedictadora despegó la mirada de su teléfono móvil y volteó la mirada al fondo de la plaza. Se desconoce qué “movimiento” llamó la atención de la vocera gubernamental.

Lea más: Laura Chinchilla asegura que el dictador Daniel Ortega hoy escribe su propio epitafio, su fin

En la transmisión oficialista se muestra como Rosario Murillo vuelve a su postura en la silla, pero su rostro continúa serio y las miradas se dirigían a lo largo y ancho de la tarima donde Ortega prometía “borrón y cuenta nueva” sobre los acontecimientos de 2018.

A pesar de que Murillo lucía “sofocada” por los nervios, Nicolás Maduro volvió la mirada a su teléfono y continuó chateando, sin prestar la más mínima atención al discurso de su homólogo, el dictador Daniel Ortega.

El nerviosismo de Murillo fue tan evidente que el controlista de la transmisión tuvo que enfocar al público, mientras Rosario se reacomodaba el pelo y tranquilizaba.

¿Qué firmaron?

Una hora y treinta y dos minutos de transmisión transcurrían, cuando Ortega comenzó a hablar sobre la firma de memorándum de entendimiento que su hijo Laureano Ortega Murillo, usurpando las funciones de su padre, el dictador Daniel Ortega y del mismo canciller Dennis Moncada firmó un acuerdo de entendimiento entre Nicaragua y China sobre la ruta de “Seda” que el país asiático pretende instalar con Nicaragua.

Lea también: Estados Unidos sanciona a generales del Ejército y a más funcionarios nicaragüenses

En la transmisión se aprecia que cuando Ortega hace mención a esa firma, Rosario Murillo se sofoca aún más y desde el sitio de donde está sentada grita cuestionando la firma.

“Hoy se firmaron varios acuerdos. Está el memorándum de entendimiento entre la República Popular China y Nicaragua”, cuando murillo lo cuestiona diciendo “¿qué firmaron?”, llamando la atención del mismo Nicolás Maduro, quien inmediatamente despegó la mirada del celular y volvió a ver a Ortega.

Mientras el dictador hablaba sobre el memorándum, Rosario Murillo, desde su asiento hasta se apoyó sobre la mesa, pero su rostro de desespero y angustia era evidente. A los pocos minutos, el acto oficialista finalizó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ