Enrique Quiñónez plantea chantaje: si quieren ver libre a presos del Chipote que quiten las sanciones

Quiñónez sostuvo que “en una negociación se pide y se da” confirmando nuevamente que mantienen como rehenes a los presos del Chipote para que les quiten las sanciones a la familia Ortega Murillo y sus funcionarios.

El ex diputado y vocero del régimen de Daniel Ortega, Enrique Quiñónez Tuckler, expresó que si los familiares de los presos políticos quieren la liberación de los reos deben pedir que se levanten las sanciones contra la familia presidencial en Nicaragua y sus funcionarios. A raíz de la crisis sociopolítica en 2018, Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá, Suiza y Reino Unido han impuesto sanciones a los hijos de Daniel Ortega, a la vicepresidenta designada Rosario Murillo, así como a los funcionarios señalados de “socavar la democracia” y el Estado de derecho en el país. 

Las declaraciones de Quiñónez fueron en respuesta al mensaje que emitió un grupo de familiares de prisioneros que pidieron la intervención de la iglesia católica para encabezar un proceso de “unificación ciudadana” que permita construir puentes, de tal forma, que los 170 presos políticos sean liberados.

LEER MÁS: Grupo de familiares de presos políticos piden construcción de puentes con "gobernantes" para liberación

En este sentido, el aliado de régimen dijo que el primer paso es pedir que se levanten las sanciones “aplaudo a los familiares que se pronunciaron (...) los felicito porque el primer paso para un diálogo o negociación (...) pero para que realmente tenga fortaleza este tipo de comunicados es el llamado a levantar la sanciones, si usted quiere libre a los que están en el chipote también el otro lado quiere verse libre de esa espada de Damocles que pende sobre sus cabezas”

También el vocero aclaró que supuestamente al régimen Ortega Murillo no le interesa hablar con nadie ni usar a los presos como “moneda de cambio”. Sin embargo, desde el 2018, la estrategia de Ortega ha sido encarcelar y perseguir opositores, lo cual le ha permitido oxigenarse a través de mesas de dos diálogos. 

“En una negociación se pide y se da para que pueda darse una solución al problema que estamos viviendo en Nicaragua, dicho sea de paso, les quiero recordar el gobierno no está pidiendo ninguna negociación, el gobierno públicamente no ha dicho que le interesa hablar con alguien, el gobierno no ha dicho que va a usar de moneda de cambio los presos, eso se maneja a otro nivel y es un nivel diplomático entre el Departamento de Estado de los Estados Unidos y directamente El Carmen”, dijo Quiñónez. 

Levantan cargos 

Esta semana, a través de una fuente anónima el periódico La Prensa conoció que el presidente interino de Cosep, César Zamora informó a las cámaras empresariales que Ortega retiró los cargos de lavado de dinero contra tres miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Zamora no explicó si fue resultado de alguna gestión de la organización, paralelamente informó que el régimen tiene interés de establecer conversaciones individuales con las distintas cámaras, no, así como Cosep. 

SEGUIR LEYENDO: Jóvenes de AUN respaldan petición de diálogo, más familiares suscriben comunicado

También se conoció que los directivos sugirieron preguntar a la Iglesia católica si está dispuesta a estar en un eventual diálogo, «el diálogo es lo que va resolver el problema en Nicaragua, Cosep debe llevar bien definido que no podemos pensar en un diálogo de sumisión y menos llegar en una posición que no incluya una consideración de libertades para el país» dijo bajo anonimato uno de los directivos de Cosep a La Prensa. 

Además, los empresarios coincidieron en que el día que una cámara acepte ir individual, pierde todo el concepto del sentir de Cosep, coincidieron.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ