Noticias NicaraguaPolíticaBáez: poderosos quieren ver a iglesia con boca cerrada, se llenan de rabia con discursos agresivos

Báez: poderosos quieren ver a iglesia con boca cerrada, se llenan de rabia con discursos agresivos

El obispo auxiliar de Managua destacó que "en las sociedades injustas, donde los poderosos desean silenciar el sufrimiento de quienes lloran, el profeta vive y habla desde la compasión de Dios por los últimos y olvidados.
Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua.

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua criticó en su homilía a los poderosos de calumniar y "denigrar" a la voz profética de la iglesia católica y como no lo han logrado "se llenan de rabia con discursos agresivos". La homilía se da bajo el contexto de los constantes ataques del régimen en Nicaragua de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes manejan un discurso calumnioso y de odio en contra de la iglesia católica en Nicaragua, que no se ha doblegado ante el poder y se ha puesto al lado del pueblo para denunciar las violaciones a los derechos humanos. 

"Los poderosos de hoy temen a una Iglesia profética, quisieran ver a la Iglesia encerrada en la sacristía, con la boca cerrada y ojalá doblegada ante ellos. Al no lograrlo, se llenan de rabia con discursos agresivos con los cuales no hacen más que mostrar su propia debilidad y la oscuridad de su conciencia" pronunció el obispo Báez desde la Iglesia Santa Agatha en Miami. 

Lea: Incendio consume varios negocios en Chinandega, bomberos rescatan de las llamas a un hombre

Baéz basó su homilía en Jesús como profeta y la misión que dejó a sus discípulos hasta estos tiempos. Resaltó que "esto de eliminar a los profetas es algo muy antiguo" y no son bien vistos en "sistemas injustos, intolerantes y violentos" porque dicen la verdad y no callan. 

                                                   

"Por eso, como sucede todavía hoy, los profetas resultan incómodos y son objeto de ofensas, calumnias y agresiones" añadió.

Monseñor Báez tuvo que salir de Nicaragua tras conocerse de un supuesto plan para atentar contra su vida en el año 2019. El Papa Francisco, le ordenó salir para salvaguardar su vida.

Lea más: José Delgadillo, el nicaragüense que convive con 45 serpientes como mascotas

"Antiguamente, echaban a los profetas en cisternas llenas de lodo, como le ocurrió a Jeremías (cf. Jer 38,6), los expulsaban del país como  ocurrió al profeta Amós (cf. Am 7,14-21), o intentaban despeñarlos desde lo alto de un monte como a Jesús (cf. Lc 4,29)" recordó el obispo.

Báez responde a los ataques de régimen

Esta semana la vicepresidenta designada en la "farsa electoral" en Nicaragua, Rosario Murillo, cargó nuevamente contra la iglesia católica de Nicaragua al tildarlos de "disfrazados y destructivos" y que supuestamente usan la palabra de Dios "tergiversada para su propio beneficio".

Lea también: Declaran culpable por ciberdelito a preso político, padre de Miss Mundo Nicaragua

Báez recaló que "esos mismos sistemas siniestros, injustos y corruptos, que no soportan la verdad y que no están dispuestos a escuchar a Dios, calumnian y agreden a los profetas y ofenden y denigran a la Iglesia. No soportan el anuncio de la verdad y de la justicia que pone al descubierto su maldad y sus crímenes".

El régimen ha cuestionado el papel de la iglesia católica en Nicaragua por abrazar la bandera del respeto a los derechos humanos. Daniel Ortega y Rosario Murillo los han tildado de "terroristas" y "golpistas". Los han intimidado y tratado de criminalizar por su papel de pastores y su poderosa voz profética.

                                                      

"A pesar de las amenazas, un profeta auténtico, que ha recibido de Dios la misión de hablar en su nombre, nunca se calla. Fue lo que le dijo el Señor al profeta Jeremías, como hemos escuchado en la primera lectura: “Les dirás todo lo que yo te mande” (v. 17). El verdadero profeta obedece solo a Dios. No es movido por intereses personales, motivaciones ideológicas o búsqueda de fama. Como ha dicho el Papa Francisco: “Un profeta (…) es capaz de discernir, y también de denunciar el mal del pecado y las injusticias, porque es libre, no debe rendir cuentas a más amos que a Dios, no tiene otros intereses sino los de Dios” (Francisco). Por eso, no se calla" dijo con firmeza el obispo.

Puede interesarle: Presos políticos serían condenados en juicio expres advierte CENIDH, familias denuncian ilegalidad

El obispo auxiliar de Managua destacó que "en las sociedades injustas, donde los poderosos desean silenciar el sufrimiento de quienes lloran, el profeta vive y habla desde la compasión de Dios por los últimos y olvidados. El profeta denuncia las injusticias y llama a la conversión, sacude la indiferencia e introduce una nueva esperanza, invitando a pensar y a construir el futuro desde la libertad y la justicia, la vida y la misericordia. Una sociedad sin profetas se adormece y se acomoda al sometimiento y a las injusticias. Una Iglesia sin profetas se vuelve temerosa e indiferente ante el sufrimiento humano, corriendo el riesgo de volverse sorda a las llamadas de Dios".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ