Noticias NicaraguaPolíticaMuerte de Hugo Torres en la cárcel, desmoraliza a familiares y presos políticos en Nicaragua

Muerte de Hugo Torres en la cárcel, desmoraliza a familiares y presos políticos en Nicaragua

Con 73 años, Hugo Torres, exguerrillero sandinista pertenecía al grupo de encarcelados longevos. Al igual que sus excompañeros de lucha Víctor Hugo Tinoco (69) y Dora María Téllez (65).

La muerte de Hugo Torres desnuda la injusticia nicaragüense vulnerando por completo los 19 derechos que poseen todos los privados de libertad.

“El Ministerio Público al tener conocimiento de la gravedad de la enfermedad, por razones humanitarias, pidió a la autoridad judicial la suspensión definitiva del inicio del juicio oral y público, lo que fue autorizado por el judicial”.

Lea: Báez: muerte de Hugo Torres es causa de “dolor e indignación”

Esta es la versión oficial, sin embargo, ha sido refutada por familiares, activistas y organizaciones como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) cuya presidenta, Vilma Núñez, aseguró que existe ocultamiento del estado actual de los presos políticos.

“¿Dónde está Hugo Torres? A Hugo Torres se lo llevaron grave de El Chipote, pero no sabemos dónde está. ¿Por qué no dicen que lo tienen enfermo en tal o cual lugar? ¿Por qué ese ocultamiento?, dijo Núñez como parte de una campaña que se impulsó para conocer del estado de Torres.

Para la doctora Martha Patricia Molina la ley del Régimen Penitenciario y Ejecución de la Pena, Ley 473, establece diecinueve derechos que posee toda persona privada de su libertad en Nicaragua, sin embargo, en la actualidad todos han sido vulnerados para los 170 presos políticos.

“Tal parece que los funcionarios del sistema penitenciario (Policías en El Chipote) desconocen la ley o simplemente, reciben órdenes superiores para ocasionar el mayor daño posible a los privados de libertad”.

Molina señala que la muerte en prisión del ex guerrillero  sandinista y disidente de Daniel Ortega, Hugo Torres no debió ocurrir bajo las condiciones oscuras en las que se realizaron.

“Don Hugo un hombre de la tercera edad y además que padecía enfermedades crónicas. Era una persona que se pronunciaba a través de las redes sociales o medios de comunicación de manera pacífica, reclamando sus derechos”.

Lea más: Fiscalía "se lava las manos" asegura que Hugo Torres fue atendido de manera "adecuada"

En este sentido, la penalista explica que la ley establece un trato preferencial para las personas de la tercera edad y que poseen enfermedades crónicas o terminales. 

“Se le tenía que otorgar un régimen de convivencia familiar. Un beneficio que dice que no va a estar en prisión, sino que pasa a su casa”.

Asimismo, Molina destaca que la ley es clara en establecer que una vez que los detenidos ingresan al sistema penitenciario se les debe realizar un chequeo médico para conocer su estado de salud físico y mental para determinar las medidas pertinentes adoptar. “Nada de esto se cumplió en el caso de Hugo Torres”.

Además, esta profesional del derecho insiste que la “injusticia de Nicaragua actúa al revés, es decir, esperan el mayor daño posible para luego enviar una apariencia de legalidad. Concluyendo que desde el momento del secuestro (13 de junio de 2021) debieron enviarlo a su casa.

“Por eso observamos el comunicado tan espurio y cínico del Ministerio Público, en donde dice que después le pidieron al juez que anulara el juicio por la enfermedad tan avanzada del general en retiro Hugo Torres”. 

Lea también: Opositores responsabilizan a Ortega Murillo por muerte de Hugo Torres "un crimen que no quedará impune"

Con 73 años, Hugo Torres, exguerrillero sandinista pertenecía al grupo de encarcelados longevos. Al igual que sus excompañeros de lucha Víctor Hugo Tinoco  (69) y Dora María Téllez (65). 

También existen detenidos con padecimientos médicos como el exembajador ante la OEA, Edgar Parrales (80), el excanciller Francisco Aguirre Sacasa (76), el analista político José Pallais (68), la activista Violeta Granera (68), Pedro Joaquín Chamorro Barrios (69), el aspirante a la presidencia Arturo Cruz (68). Acusados por la ley de Ciberdelitos se encuentran: el exempleado del Instituto para la Democracia y el Desarrollo, Harry Chávez (64), Nidia Lorena Barboza Castillo (66), Evelyn Pinto Centeno (62), entre otros.

Miedo permanente

Una psicóloga nicaragüense que ha pedido compartir su opinión bajo el anonimato analiza el impacto de la muerte de un ser querido y explica que la situación de los presos políticos para sus familiares es grave porque se podría desencadenar en un estado de desesperanza. 

“La desesperanza sumada a la incertidumbre podría generar una condición emocional muy fuerte, donde las personas pueden caer en depresión y sentir el peso de la impotencia por no poder hacer nada”.

Además: Muerte de Hugo Torres resultado de cobardía de Daniel y Rosario asegura esposo de Mónica Baltodano

De igual manera esta especialista en salud mental señala que uno de los mayores riesgos en los familiares de detenidos que están en la tercera edad es el sentimiento de “miedo permanente” a raíz de esta muerte.

“No solo se trata de personas de la tercera edad, también de personas jóvenes que pueden tener efectos muy graves en su salud, debido a la tortura, el encierro y la injusticia que están viviendo”.

El último pronunciamiento de los familiares de los detenidos fue el pasado 4 de enero, alertando las pésimas condiciones y el deterioro de la salud de los privados de libertad, especialmente los de la tercera edad. 

Anteriormente, los familiares de los reclusos han denunciado el aislamiento al que son sometidos, hasta el cierre de esta nota se desconoce si dentro del penal ya se conoció la muerte de Torres.

En caso de que la noticia se conociera en el sistema penitenciario, y en el Chipote, la psicóloga puntualiza que es un golpe para todos los reos de consciencia.

“Es desmoralizante para quienes están dentro de la cárcel conocer sobre la muerte de un compañero que ha estado en las mismas condiciones y pueden llegar a pensar que les podría pasar a ellos también. No solo se trata de que murió Hugo Torres, se trata de todos los secuestrados”. 

Deterioro rápido y severo

El doctor Romel Meléndez coincide que la carga emocional a la que están sometidos de modo constante los presos políticos, acelera el deterioro de la salud en los pacientes de la tercera edad cuyas reservas son limitadas.

“La mayoría de estos pacientes presentan enfermedades crónicas o crónico degenerativo como artritis, hipertensión arterial, perdida de la agudeza visual, diabetes, osteoartritis y poco a poco van perdiendo su peso. El hecho de no recibir sol disminuye la cantidad de vitamina D que se está produce en el cuerpo y los va a llevar a una osteoporosis. El no mantener una buena dieta les afecta directamente sobre la salud con problemas gastrointestinales, desnutrición o deshidratación”.

Puede interesarle: CIDH denuncia las "graves afectaciones" en los juicios contra opositores en Nicaragua

Añade que se podrían fácilmente desatar una serie de problemas como desorden electrolítico, de la glucosa, del calcio, del fósforo, generando perdida de la sensibilidad, calambres, dolores musculares más fuertes, debilidades generalizadas y alteraciones renales, hepáticas y cardiacas.
Meléndez detalla que los cuadros de los presos políticos de la tercera edad podrían agravarse sin importar que sea una simple infección o cánceres, ya que están bajo estrés y carecen de condiciones básicas que podrían acabar rápidamente con su vida.

“Al no estar siendo bien alimentado y no recibir los requerimientos necesarios para el cuerpo, prácticamente se está forzando a pérdida de masa muscular, de grasa y de las pocas reservas que puedan tener las personas de edad”.
Romel Meléndez comparte alguna de las recomendaciones médicas para evitar nuevas muertes de otros pacientes en cautiverio. 

“Que sean sometidos a chequeos continuos y sean atendidas sus patologías, también que se les pase el medicamento y se les permita que ellos tengan a mano las medicinas para cuando se sientan mal”.

Meléndez Resalta la importancia de una buena alimentación que hasta la familia podría proporcionarla al custodio, así como cumplir con horarios de sol con caminatas de al menos una vez al día y mantener las visitas una vez a la semana de ser posible para un avance integral tanto físico como psicológico.

Traicionado

Fue el pasado 13 de junio del año pasado que Hugo Torres vestido de camiseta azul con la lectura “Nicaragua” en color blanco, envió un mensaje contundente antes de ser apresado al denunciar que su vivienda estaba siendo fuertemente asediada con presencia policial y de drones. 

Esa fue la última vez que Nicaragua  vio con vida a Torres.

“Lo que quiero decir es que estos son zarpazos de un régimen que se siente moribundo, que no tiene asidero legal, que no tiene justificación alguna desde el punto de vista institucional y jurídico como para permanecer en el poder más allá de noviembre de este año que tendrían que realizarse elecciones libres y supervisadas”.

En el mismo video el Torres, quien también fue conocido como el comandante uno, cuestionó a de Daniel Ortega por usurpar el poder.

“No es un régimen legal. Nuestra lucha si lo es. Nuestra lucha la del pueblo de Nicaragua por la que ha tenido que pagar grandes sacrificios si lo es. Tengo 73 años, nunca pensé que, a esta edad, en esta etapa de mi vida iba estar luchando de forma cívica y pacífica contra una nueva dictadura”.

Puede leer: Sacerdote: "Obra del padre Fabretto ha sido atacada, cancelación es ilegal, caprichosa y arbitraria"

Hugo torres condenó la dictadura de Ortega asegurando que ni la dictadura de Somoza logró encarcelarlo. 

“Luchamos duro. Murieron muchos compañeros. Eran otros espacios, otros tiempos y otros contextos. Hoy la lucha es pacífica y eso nos da una gran fortaleza”.

Antes de despedir el video Torres recordó que 46 años atrás arriesgó la vida para sacar a Daniel Ortega y la volvió a arriesgar en 1978 junto a Dora María Téllez para liberar a unos sesenta presos políticos entre ellos: Tomás Borge y Doris Tijerino.

Añadió que los que una vez estuvieron a favor de la justicia se convirtieron en enemigo de sus propios principios, sin embargo su conclusión fue de aliento y firmeza. 

“Animo pueblo. Hay que mantener el ánimo en alto que la historia está de nuestro lado. De que se van se van. El fin de la dictadura está próximo”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ