Noticias NicaraguaPolíticaCondenan a 13 años de cárcel al estudiante universitario Max Jeréz

Condenan a 13 años de cárcel al estudiante universitario Max Jeréz

La lectura de sentencia fue realizada en las instalaciones del nuevo Chipote, lugar donde también se realizó el juicio contra el joven universitario.
Max Jeréz, preso político.
Cortesía

La Jueza Nadia Camila Tardencilla condenó a 13 años de prisión al estudiante universitario Max Jerez Meza. La judicial fiel a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo también lo inhabilitó para ocupar cargos públicos por el mismo período de la condena carcelaria. 

Lea: ONG piden a la ONU "medidas firmes" contra Nicaragua por incumplir resolución

La lectura de sentencia fue realizada en las instalaciones del nuevo Chipote, lugar donde también se realizó el juicio exprés en donde la judicial se encargó de condenar a Max Jeréz Meza, quien se ha destacado por su postura en contra del régimen de Daniel Ortega en las protestas del 2018. 

Max Jerez Meza también es el presidente de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), la que fue fundada también por Lesther Alemán Alfaro, preso político de la dictadura. Ambos fueron acusados por “menoscabo a la integridad nacional”.

AUN denuncia condena

Por su parte, la Alianza Cívica Nicaragüense (AUN) rechazó la condena impuesta a Jeréz, afirmando que las pruebas presentadas por la sancionada Fiscalía no demuestran culpabilidad de Max Jeréz, quien desde que iniciaron las protestas desde el año 2018, se ha mantenido firme exigiendo justicia para los fallecidos durante la violenta represión gubernamental contra los universitarios y ciudadanos.

Lea más: Accidentes de tránsito dejan a 13 personas fallecidas en la última semana en Nicaragua

“El juicio de Max fue una farsa judicial protagonizada por la Fiscal Andrea Salas y la Jueza Nadia Camila Tardencilla Rodríguez. Se impidió su derecho a la defensa, todos los testigos fueron policías y las “evidencias” fueron entrevistas de Max en los medios de comunicación y sus publicaciones en las redes sociales”, denunció la AUN mediante un comunicado difundido esta tarde.

“Max no ha cometido ningún delito, se le condenó por ser opositor y expresar públicamente sus críticas a las violaciones a los derechos humanos de la dictadura de Ortega y Murillo”, se lee en el documento.

La Alianza Universitaria también denunció que “La (sancionada) Policía, el Ministerio Público y el Poder Judicial han actuado como verdugos de la dictadura. Ni siquiera cumplen con sus propias leyes, que fueron diseñadas para criminalizar los derechos de los ciudadanos nicaragüenses. En las acciones de estas instituciones ha predominado la arbitrariedad y la ilegalidad”, añade el documento.

Lea también: Edgard Parrales cumple 90 días preso sin acusación formal, solicitan a TAM su liberación inmediata

El comunicado detalla que “Max ha asumido esta etapa de la lucha en las cárceles de la dictadura con serenidad. Las presiones de la dictadura para romper su estado físico y psicológico no han logrado su objetivo. Al contrario, Max nos ha dicho que no podemos dejar de luchar por la libertad de Nicaragua, para que en nuestro país el odio deje de ser una política de Estado y para que por fin tengamos futuro y posibilidades de cumplir nuestros sueños en el país”, se lee en el comunicado.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ