Asamblea de Naciones Unidas condena a Rusia con 141 votos por invasión a Ucrania, Nicaragua se abstuvo

Nicaragua, Cuba, El Salvador y China, figuran entre los 35 países del mundo que se abstuvieron de votar a favor o en contra de una resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas, que exige a Rusia detener la invasión en Ucrania. La resolución, conocida como Unión pro paz, obtuvo el apoyo de 141 de los 193 Estados miembros de Naciones Unidas. Cinco países votaron en contra. 

La aprobación de esta resolución es un zarpazo a Rusia pues la Asamblea General pasó por encima de su veto, que impusieron ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para condenar la invasión a Ucrania. 

Recuerde Leer: Régimen de Daniel Ortega rechaza sanciones a Rusia en ONU, pero no condena la invasión a Ucrania

La Asamblea General de Naciones Unidas, está facultada para adoptar medidas, si el Consejo de Seguridad de la ONU no lo hace, en caso de que exista una amenaza para la paz, un quebrantamiento de la paz o un acto de agresión.

                                                       

Esta es la Resolución aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas.

La Asamblea General: 

Reafirma su compromiso con la soberanía, la independencia política, la unidad y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente, que se extienden a sus aguas territoriales;

Deplora en los términos más enérgicos la agresión cometida por la Federación de Rusia contra Ucrania, en contravención del Artículo 2, párrafo 4, de la Carta;

Exige que la Federación de Rusia ponga fin de inmediato al uso de la fuerza contra Ucrania y se abstenga de recurrir a cualquier otra forma ilícita de amenaza o uso de la fuerza contra cualquier otro Estado Miembro;

Exige también que la Federación de Rusia retire de inmediato, por completo y sin condiciones todas sus fuerzas militares del territorio de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente;

Deplora la decisión relativa al estatuto de determinadas zonas de las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk adoptada por la Federación de Rusia el 21 de febrero de 2022, que constituye una violación de la integridad territorial y la soberanía de Ucrania y es incompatible con los principios de la Carta;

Exige que la Federación de Rusia revierta de inmediato y sin condiciones la decisión relativa al estatuto de determinadas zonas de las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk;

Exhorta a la Federación de Rusia a que respete los principios establecidos en la Carta y en la Declaración sobre las Relaciones de Amistad;

Exhorta a las partes a que cumplan los acuerdos de Minsk y lleven a cabo una labor constructiva en los marcos internacionales pertinentes, incluidos el formato de Normandía y el Grupo de Contacto Trilateral, que conduzca a su plena aplicación;

Exige a todas las partes que permitan el paso seguro y sin restricciones a destinos fuera de Ucrania y que faciliten el acceso rápido, seguro y sin trabas de la asistencia humanitaria a quienes la necesitan en Ucrania, que protejan a la población civil, incluido el personal humanitario y las personas en situaciones de vulnerabilidad, como las mujeres, las personas mayores, las personas con discapacidad, los pueblos indígenas, los migrantes y los niños y las niñas, y que respeten los derechos humanos;

Deplora la participación de Bielorrusia en este uso ilícito de la fuerza contra Ucrania y exhorta al país a que cumpla sus obligaciones internacionales;

Condena todas las violaciones del derecho internacional humanitario y las violaciones y abusos de los derechos humanos, y exhorta a todas las partes a que respeten estrictamente las disposiciones pertinentes del derecho internacional humanitario, incluidos los Convenios de Ginebra de 1949 y el Protocolo Adicional I de 1977, según proceda, y a que respeten el derecho internacional de los derechos humanos, y, a este respecto, exige además que todas las partes garanticen el respeto y la protección de todo el personal médico y humanitario dedicado exclusivamente a funciones médicas, sus medios de transporte y su equipo, así como de los hospitales y otras instalaciones sanitarias;

Exige que todas las partes cumplan plenamente sus obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional humanitario para no causar daño a la población civil ni los bienes de carácter civil, absteniéndose de atacar, destruir, sustraer o inutilizar bienes indispensables para la supervivencia de la población civil, y respetando y protegiendo al personal humanitario y los envíos utilizados para las operaciones de socorro humanitario;

Solicita al Coordinador del Socorro de Emergencia que presente, 30 días tras la aprobación de la presente resolución, un informe sobre la situación humanitaria en Ucrania y sobre la respuesta humanitaria;

Insta a la inmediata resolución pacífica del conflicto entre la Federación de Rusia y Ucrania mediante el diálogo político, las negociaciones, la mediación y otros medios pacíficos;

Lea: Rusia comienza a bombardear Kiev y se ensaña con Járkov

Acoge con beneplácito los continuos esfuerzos del Secretario General, los Estados Miembros, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y otras organizaciones internacionales y regionales por contribuir a la distensión de la situación actual, así como los esfuerzos de las Naciones Unidas, en particular del Coordinador de las Naciones Unidas para la Crisis en Ucrania, y de las organizaciones humanitarias por responder a la crisis humanitaria y de refugiados a que ha dado lugar la agresión cometida por la Federación de Rusia, e insta a que prosigan dichos esfuerzos;

Decide suspender temporalmente el undécimo período extraordinario de sesiones de emergencia de la Asamblea General y autorizar al Presidente de la Asamblea General a que lo reanude cuando lo soliciten los Estados Miembros.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ