Discurso agresivo de Rosario Murillo se debe a que se sienten “amenazados” de una nueva rebelión

En el marco del cuarto aniversario de la rebelión de abril 2018, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantienen un discurso hostil, agresivo y confrontativo contra la Iglesia Católica de Nicaragua, uno de los sectores que no se ha plegado a la voluntad del régimen.

Según la socióloga, Elvira Cuadra, la actitud de Ortega Murillo responde a las protestas sociales que iniciaron hace cuatro años.

“Una política hostil, agresiva en realidad y de confrontación contra la iglesia católica porque no han logrado plegarlos a sus posiciones, no han logrado que se conviertan en su aval para mantenerse en el poder”

LEER MÁS: Rosario Murillo arremete contra obispos y sacerdotes, a quienes tildó de “alcohólicos” y “criminales”

Cuadra expresó que la iglesia ha mantenido una distancia importante lo que ha generado una política agresiva, que se demostró con la expulsión del Nuncio Apostólico.

“El discurso que maneja la señora Murillo es parte de la política de agresión, no es casual que el tono haya subido durante los últimos días porque en abril se conmemora el cuarto aniversario del estallido social que cambió completamente el panorama político en Nicaragua y la iglesia ha tenido un papel fundamental esa es la razón de todos esos calificativos y con este esa hostilidad”.


Régimen sin autoridad moral para hablar de abuso sexual

Al mismo tiempo, la activista Haydee Catillo coincide que el discurso de odio de Rosario Murillo se debe al cuarto aniversario de la rebelión cívica.

“El régimen está clarísimo que perdió los barrios y la ciudad, que perdió el respaldo del pueblo de Nicaragua tiene pánico de cualquier levantamiento del pueblo”

Agrega “Por eso amenaza a toda la oposición de cualquier movimiento que pueda haber, ellos saben que el día que el pueblo recupere las calles ese día la dictadura se va y por otro lado tenemos unos líderes de la iglesia coherentes con la lucha de las libertades de Nicaragua”

SEGUIR LEYENDO: Sergio Ramírez: "el destino de Nicaragua es la democracia"

Castillo considera que Murillo arremete contra los obispos porque tienen liderazgo, autoridad moral, por tanto, los creyentes los escuchan.

“El pueblo si escucha a esos liderazgos, por otro lado,  bien decepcionante que una familia que no tiene la autoridad moral para hablar de abusos sexuales a menores (...) hay toda una manipulación para meter a todos los liderazgos en un mismo saco como decimos con este tipo de acusaciones de desprestigio, un régimen que promueve odio, violencia, autoritarismo, verticalismo y que usan todo el aparataje del Estado para promover la violencia (...) pero ellos están claros el prestigio que tiene los liderazgos de la iglesia, Nicaragua no olvida, Nicaragua tiene presente aquellos días crueles en que asesinaban” 

También Alexa Zamora de la Unidad Nacional Azul y Blanco considera preocupante las amenazas contra la iglesia “no solamente han extendido la represión hacia la oposición o está pretensión de desaparecer a la militancia histórica como estructura política, también hay que recordar que tienen pulverizada la autonomía universitaria y han confiscado todas las universidades privadas, la están ahogando cómo es el caso de la UCA y ahora está amenaza hacia la iglesia católica que no son nuevas debería poner en alerta a la estructura de la iglesia católica sobre futuros movimientos del régimen”

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ