Arturo McFields denuncia amenazas, cumplió un mes de abandonar a la dictadura de Nicaragua

Tras la denuncia y renuncia de Arturo McFields, la dictadura cerró el edificio de la OEA en Managua y retiró las credenciales de sus nuevos representantes ante el organismo.
EFE

La denuncia sorpresiva que realizó el ahora exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo McFields, sobre las violaciones a los Derechos Humanos y la condición de los presos políticos en Nicaragua, cayó como bomba en el Consejo Permanente de la organización.

Tras la denuncia y renuncia de Arturo McFields, la dictadura cerró el edificio de la OEA en Managua y retiró las credenciales de sus nuevos representantes ante el organismo.

Lea: EEUU: Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitadas a cumbre de las Américas

“Aquella OEA se quedó en silencio porque nadie se lo esperaba en ese momento y menos viniendo de una dictadura tan rígida como la de Nicaragua, que el propio embajador desnudara a su gobierno y sus terribles violaciones de derechos humanos”, explicó Arturo McFields a la periodista Leana Astorga de Telemundo 51, quien lo entrevistó para un reportaje titulado “El embajador rebelde”.

Ante los señalamientos de los fanáticos de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la pareja que usurpa la presidencia de Nicaragua, McFields recordó que “hay gente que dice que tengo una maleta llena de reales y estoy navegando en oro por el imperio y la CIA, la única silla es esta donde estoy sentado”, dice entre risas.

En noviembre de 2021, a pocos días de consumarse el fraude electoral, McFields defendió a la pareja dictatorial ante el Consejo Permanente y en la OEA dijo al mundo: “Basta de mentiras”, en defensa de los resultados electorales.

Lea más: Mandan a "calabozo" con "grilletes" a Urbina Lara y golpean a hermanos Montenegro

Meses después, McFields, con la peor afrenta que puede tener, denunció a la dictadura que lo contrató para que defendiera al régimen en la OEA.

Abandonar la dictadura “es algo muy difícil, porque salirse de un gobierno como el de Nicaragua no es como salir de Disney, incluye riesgos a tu seguridad personal y la de tu familia”, afirma el exembajador a la cadena Telemundo.

Ante la pregunta de si ha recibido amenazas, dice: “las amenazas si han habido en redes sociales, es un tema que no me gusta abordar porque del momento que hablo de eso estoy poniendo en riesgo a mis seres queridos. Este gobierno no juega o sea ya lo ha demostrado, son capaces de todo”, responde a la periodista Leana Astorga, quien ha realizado una serie de reportajes especiales titulados: “Nicaragua bajo la lupa de Estados Unidos”.

Arturo McFields, quien es un periodista de profesión, es el único periodista que ha logrado entrar en la Navidad de 2006 a la casa de la pareja dictatorial.

Puede interesarle: Rosario Murillo anuncia firma de convenio con China para construcción de viviendas

Tras la denuncia en la OEA, McFields dice que recibió varias llamadas de la misma Rosario Murillo, pero que no quiso responderle.

“Recibí varias llamadas de Rosario, pero no levanté el teléfono porque una decisión que había tomado significa quemar tus barcos y no volver atrás”, señaló.

Tamara Dávila, el detonante

El exembajador de Nicaragua ante la OEA afirma en el reportaje que la situación de la presa política Tamara Dávila, quien no ha podido ver a su pequeña hija de 5 años de edad, lo llevó a llenarse de valor y denunciar al régimen.

“Historias como Tamara Dávila, que tiene una niña de 5 años y que tampoco la puede ver. Yo tengo una niña de 5 años, fue una conexión instantánea porque pensé a mi niña la veo la beso y dije una madre que pase sin ver a su hija qué ideología puede justificar eso”, responde.

Tras tomar esta decisión, dice que volvió a nacer moralmente y que ahora puede ver sin vergüenza a los ojos de su pequeña.

Lea también: Arturo Mcfields: la dictadura en Nicaragua sufre una derrota moral y política

“Tengo mi conciencia tranquila me quite un yunque del alma, me siento libre que me han roto las cadenas esa Libertad no tiene precio”, finaliza Arturo McFields, quien se ha ganado el respeto de los opositores nicaragüenses.

Tras la denuncia de McFields, el régimen su nombre de todoas las páginas de los medios oficialistas y también retiró los pasaportes de todos los funcionarios y magistrados y ninguno puede salir del país.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ