Noticias NicaraguaPolíticaMadres de Abril esperan de expertos de la ONU justicia sobre asesinatos de sus hijos

Madres de Abril esperan de expertos de la ONU justicia sobre asesinatos de sus hijos

Las madres esperan que los expertos puedan documentar cada uno de los crímenes contra sus hijos y poder alcanzar la justicia internacional.
Archivo El Nuevo Diario

Doña Fátima Vivas, madre del oficial Faber Antonio López Vivas, asesinado en 2018 después de negarse a reprimir las protestas ciudadanas contra la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, espera que, tras el nombramiento de investigadores expertos en Derechos Humanos, puedan documentarse los asesinatos cometidos por los agentes policiales y paramilitares.

“Las madres esperamos que se haga justicia sin impunidad y lo que yo como madre y sé que todas esperan lo mismo es que se haga un estudio con eficiencia y eficacia (sobre cada uno de los asesinatos de 2018)”, dijo la angustiada madre durante su comparecencia en el programa “Panorama Nicaragua”, producido por 100% NOTICIAS, Nicaragua Actual y Despacho 505.

Lea: Dictadura suma tres delitos más a Marlon Sáenz, conocido como “El Chino Enoc”

“En cuanto a la entrada de los expertos, esa entrada no va a ser fácil y la dictadura no va a dejar entrar a ningún grupo de investigación porque no quiere que lo investiguen porque sabemos que ellos son los responsables directos de los asesinatos de nuestros hijos”, manifestó doña Fátima Vivas.

“Van a haber muchos obstáculos como habían en los hospitales que (a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Cidh) no les daban la información correspondiente, les cambiaban los diagnósticos, esa misma dificultad la van a tener, pero sabemos que tenemos personas expertas y harán un excelente trabajo”, detalló.

“Desde mi punto de vista temo que haya muchos inconvenientes en las investigaciones, porque para llevar los casos a las cumbres o llevarlos para exigir justicia, hay muchas cosas que se tienen que demostrar”, añadió.

Doña Fátima explicó que en el caso de ella, no pudo interponer denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que en ese momento se encontraban en Nicaragua porque tuvo que exiliarse tras la muerte de su hijo.

Vivas recordó que en caso de que el grupo de expertos ingrese a Nicaragua, la dictadura de Daniel Ortega podría ocultarles la información, tal como ocurrió en 2018, con la Cidh.

Lea más: TAM confirman sentencia para Maradiaga, Chamorro, Dávila, Granera, Pallais, Aguerri y Cruz

“Muchas madres tenemos limitantes, en mi caso personal y sé que como mi caso hay muchas madres, de que aún no hay una denuncia en la Fiscalía, ni en la Policía. No hay dictamen médico forense, ni balístico y eso dificulta demostrar las pruebas pertinentes”, explicó.

“En el dictamen, Medicina Legal puso lo que quisieron. No se dice en el certificado de defunción la causa de la muerte. Dicen que mi hijo fue muerto de un impacto de bala y eso no existe, mi hijo fue muerto por 24 horas de torturas, según el dictamen médico que me hicieron forenses privados, el cual no dieron dictamen por miedo a la persecución”, detalló muy molesta doña Fátima, quien se encuentra en el exilio.

La madre del oficial aclaró que “mi hijo nunca tuvo impacto de bala, fue muerto a golpes, torturas y heridas de arma blanca”, insistió.

Vivas ruega a los expertos a que a pesar de la falta de documentación de parte de las familias, que los casos no queden en la impunidad. “Que no dejen que esos casos se engaveten y queden en el olvido”, expresa.

“Si no tenemos documentos, es que no se nos dio acceso o no pudimos poner las denuncias porque éramos perseguidas, éramos amenazadas. Por ejemplo, en mi caso mi hijo fue asesinado el 8 de julio y tuve que salir el 13 de julio. No pude ni siquiera poner una denuncia, ni siquiera en el Giei (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes)", explicó.

Lea también: Radio Católica de Bluefields cierra operaciones por “motivos económicos”

Doña Fátima recuerda que las únicas pruebas con las que ella, al igual que muchas madres cuentan, son las fotografías y los videos que les tomaron a sus hijos.

“Estamos para demostrar y tenemos evidencia y cuál es la mejor evidencia, que nuestros hijos ya no existen, que hay un certificado de defunción y que los médicos cambiaban las actas de defunción”, manifestó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ