Noticias NicaraguaPolíticaEpiscopado italiano se declara "consternado" ante "duras persecuciones" contra la Iglesia en Nicaragua

Episcopado italiano se declara "consternado" ante "duras persecuciones" contra la Iglesia en Nicaragua

La Conferencia Episcopal de Italia (CEI) se solidarizó con la Iglesia Católica y el pueblo nicaragüense ante "las duras persecuciones" que sufren y catalogó la situación como “muy grave”
conferencia episcopal italiana
Conferencia Episcopal de Italia.
Tomada de Internet

La Conferencia Episcopal de Italia (CEI), a través de su presidente, cardenal Matteo Zuppi, arzobispo de Bolonia, se solidarizó con sus homólogos de Nicaragua y se declaró "consternada" ante "las duras persecuciones que está sufriendo el pueblo de Dios, junto a sus pastores, por su fidelidad al Evangelio de justicia y paz".

El Arzobispo italiano envió una carta a monseñor Carlos Enrique Herrera Gutiérrez, Obispo de la Diócesis de Jinotega y Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), a raíz de las recientes acciones contra la Iglesia local y en el documento hace contundentes denuncias de la represión contra la institución religiosa que ejecuta el régimen dictatorial de Daniel Ortega o Rosario Murillo, al tiempo que denuncia la privación de libertad contra Monseñor Rolando Álvarez.

El Clero italiano expresa a la CEN, su "cercanía y solidaridad" y tilda la situación de la Iglesia nicaragüense de "muy grave" debido a que el régimen Ortega-Murillo ha empleado la fuerza policial y militar contra la Iglesia.

"En las últimas semanas hemos seguido con preocupación las decisiones tomadas por el Gobierno en contra de la comunidad cristiana, implementadas también a través del uso de la fuerza por parte de las fuerzas militares y policiales", denuncia el episcopado italiano.

Así mismo, mencionan que la detención de Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, junto a otros sacerdotes, seminaristas y laicos. "Es un acto muy grave, que no nos deja insensibles, y que nos induce a mantener alta la atención sobre lo que le está pasando a estos hermanos nuestros en la fe".

Lea: Papa Francisco está super informado sobre Nicaragua, dice Rodrigo Guerra Secretario del Pontificio

El Cardenal Zuppi destaca que las circunstancias y el contexto de esas detenciones "suscitan especial aprensión", por estar dirigidas contra cristianos "a quienes se les impide el ejercicio legítimo de sus creencias", y además porque ocurren en un momento en que los derechos humanos más elementales "parecen estar fuertemente amenazados".

La dictadura Ortega-Murillo mantiene una "guerra abierta" contra la Iglesia Católica nicaragüense y ha apuntado sus acciones represivas contra sacerdotes y obispos que se han erigido en la voz del pueblo denunciando las violaciones a los derechos humanos y las injusticias que comete el régimen.

En medio de esa escalada represiva, la dictadura ha confiscado al menos 11 emisoras de radio y 4 canales de televisión que eran administradas por la Iglesia y que eran empleadas en el proceso de evangelización a nivel nacional.

Además, las fuerzas policiales y parapoliciales, obedeciendo órdenes de los dictadores, han ejecutado una ola de asedio y provocaciones contra templos y sacerdotes católicos. 2 sacerdotes han sido encarcelados bajo acusaciones de dudosa veracidad, otro párroco está encarcelado con una sentencia de "detención judicial" por 90 días para investigación, además, otros 4 sacerdotes, 2 seminaristas y dos laicos están "secuestrados" en las celdas de El Chipote bajo investigación en la que involucran al Obispo Álvarez, por un supuesto complot para atentar contra las autoridades estatales.

Ante tal avalancha represiva, la Iglesia Católica italiana se suma a las demandas de la comunidad internacional, que también han encontrado una voz en las recientes declaraciones del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres. "Por lo tanto, pedimos a los líderes políticos que garanticen la libertad de culto y opinión no solo para los miembros de la Iglesia Católica, sino para todos los ciudadanos".

Asimismo, el Episcopado de Italia expresa a sus hermanos en el Episcopado nicaragüense, "a todos los creyentes y a todos los ciudadanos de la querida Nicaragua", que sus oración y constante atención están con ellos "en este momento de particular sufrimiento".

La represión contra el catolicismo nicaragüense que ejecuta la dictadura Ortega-Murillo ha recibido la condena de numerosos organismos internacionales así como de muchas conferencias episcopales. No obstante, los dictadores ponen oídos sordos a los llamados de respetar a la institución religiosa y a su clero. El mismo papa Francisco, máxima autoridad de la Iglesia pidió al Gobierno de Nicaragua que se busque un entendimiento para poner fin a la crisis.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ