Noticias NicaraguaPolíticaAlejandra, hija del cronista Miguel Mendoza pide ver a su padre

Alejandra, hija del cronista Miguel Mendoza pide ver a su padre

La pequeña Alejandra Mendoza tiene 464 días de no ver a su padre: “Te amo papi, sos mi héroe”
Miguel Mendoza y su hija
Preso político Miguel Mendoza
Cortesía

La ausencia de padre e hija los ha llevado a reclamar un abrazo. Mientras Miguel Mendoza cumple diez días en huelga de hambre en una celda de la cárcel Chipote su hija Alejandra envía mensajes a modo de plegaria para que le permitan abrazar a su padre después de 464 días de ausencia.

Alejandra tiene ocho años de edad y a su corta edad sufre cada día por no ver a su padre a quien dice extrañar cada día desde que “me lo quitaron y no me han permitido ni siquiera enviarle un dibujo”.

La pequeña refiere en un audio que tienen 464 días de no dar un abrazo a su padre ni jugar con él. “Te amo papi, sos mi héroe”.

Alejandra Mendoza y su madre Margin Pozo iniciaron una campaña en redes sociales con el propósito de que padre e hija se vuelvan a ver y por fin logren el anhelado abrazo por el cual han esperado tanto tiempo.

LEER MÁS: Miguel Mendoza inicia huelga de hambre en El Chipote, en demanda para ver su hija

De acuerdo con esta madre, se han realizado numerosas solicitudes por parte de su abogado para que Miguel Mendoza se reúna con la pequeña Alejandra, sin embargo, hasta ahora la respuesta es la misma; esa visita no está autorizada.

Alejandra escribe mensajes a su padre, realiza dibujos con la ilusión de que le lleguen a su progenitor, pero no ha sido posible.

Miguel Mendoza fue arrestado desde junio de 2021 y después de conocer los padecimientos emocionales de Alejandra porque cada noche llora su ausencia, recurrió al último recurso que le queda estando en prisión, sacrificar su salud y su cuerpo pese a que es un paciente diabético.

Según Pozo, Miguel ha perdido más de treinta libras y teme que al estar en huelga de hambre su salud se vea comprometida por ser un paciente crónico.

La preocupación para la familia Mendoza ahora madre es doble. Por un lado, el estrés de Alejandra al que sigue sometida por no ver a su padre y por otro un padre arriesgando su propia salud a cambio de un abrazo con su hija.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ