Noticias NicaraguaPolíticaHolanda lamenta decisión "desproporcionada" de Nicaragua en romper relaciones diplomáticas

Holanda lamenta decisión "desproporcionada" de Nicaragua en romper relaciones diplomáticas

Holanda lamenta la ruptura de relaciones diplomáticas de Ortega con ese país europeo pero reafirma que no estaban dispuestos a seguir ayudando al Gobierno de Ortega por el deterioro de los derechos humanos
ministro exteriores paises bajos
Ministro de Asuntos Exteriores de los Países Bajos.
Cortesía

La ruptura de relaciones diplomáticas  con Holanda, anunciada (unilateralmente) este viernes por el dictador Daniel Ortega fue una "decisión desproporcionada" y es una medida que "Holanda no desea", aseguró el canciller holandés  Wopke Hoekstra, quien a la vez anunció que decidirán sus próximos pasos diplomáticos en el seno de la Unión Europea.

Ortega anunció que Nicaragua daba por terminadas de manera inmediata las relaciones diplomáticas con el Reino de los Países Bajos (Holanda), en un discurso pronunciado este viernes, durante el desfile de conmemoración del 43 aniversario de  fundación de la Policía Nacional.

El dictador nicaragüense argumentó que Holanda estaba asumiendo posiciones "imperiales" al supuestamente estar condicionando su apoyo. Ortega reaccionó así al anuncio del Gobierno holandés de que ya no financiará la construcción de un hospital en la región del Caribe Norte.

Este sábado a través de un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, el canciller holandés  afirmó que su país "lamenta la decisión desproporcionada de Nicaragua de romper relaciones diplomáticas".

También el Gobierno holandés emitió un comunicado oficial en que señala que "Nicaragua ha terminado unilateralmente" las relaciones diplomáticas con los Países Bajos porque ese país europeo tomó la decisión de "poner fin definitivamente a la contribución neerlandesa a las autoridades nicaragüenses para la construcción de un hospital en Nicaragua, después de haber estado en suspenso durante varios años".

Holanda considera que romper los lazos diplomáticos "es un paso excepcional y muy inusual" y que ese paso no constituye un deseo de los Países Bajos.

El jefe de la diplomacia del país  europeo reconoció que han tomado "una posición firme sobre el deterioro de las estructuras democráticas y las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua".

Lea: Daniel Ortega ordena la expulsión de embajadora de la Unión Europea en Nicaragua

Sin embargo, señaló que aún en esa decisión "una discusión crítica siempre es mejor que terminar con las relaciones".

Recordó que ya otros países también han notado dificultades para mantener un "diálogo abierto" con Nicaragua. Asimismo anunció que discutirán sus próximos pasos con la UE.

En el comunicado oficial del gobierno neerlandés, titulado  "La ruptura diplomática con Nicaragua es excepcional e inusual", señalan que "el proyecto del hospital está en suspenso desde 2018 debido al deterioro de la democracia y la situación de los derechos humanos", por esa razón afirman que ."En las circunstancias actuales, se ha decidido poner fin al proyecto de forma permanente".

Asimismo insisten en que los Países Bajos ya habían advertido, en varias ocasiones, que "esa decisión podría producirse si la situación no mejoraba". No obstante, afirman que "Romper los lazos diplomáticos es un paso excepcional y muy inusual" e insisten en la importancia del diálogo, "incluso en cuestiones difíciles".

Lamentable

El Gobierno de Los Países Bajos destaca que es lamentable que Nicaragua elija responder "de esta manera desproporcionada" a un mensaje crítico sobre la democracia y los derechos humanos.

"Los Países Bajos tienen una posición muy clara sobre el deterioro de las estructuras democráticas y las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua, pero siempre están dispuestos a discutirlos”, indican.

Advierten que la decisión tomada por el régimen Ortega-Murillo de romper sus relaciones diplomáticas con Holanda "no es un hecho aislado" pues a principios de esta semana, la embajadora de la Unión Europea fue declarada persona non grata.

"El nuncio en Nicaragua también fue declarado previamente persona non grata, y al recién nombrado embajador de Estados Unidos se le negó el acceso al país. Por lo tanto, esta respuesta de Nicaragua puede situarse a la luz de la posición actual de la UE y de las sanciones", indican.

La diplomacia neerlandesa adelantó que están consultando con otros países europeos sobre cómo responderán a esta medida de Nicaragua. "Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores vigila al centenar de holandeses que viven en Nicaragua. Si es necesario, también se ajustarán los consejos de viaje para Nicaragua", recalcan.

Para la dirigente opositora en el exilio y presidenta de Nicaragüenses en el Mundo, Haydée Castillo, la abrupta decisión del régimen Ortega-Murillo de romper relaciones diplomáticas con Holanda es un ejemplo claro de cómo reacciona la dictadura ante el hecho de que  la comunidad internacional "ya agotó todos sus mecanismos diplomáticos para convencer al régimen de que debe ceder".

"Nicaragua es un barco a la deriva. Cada día, producto del actuar obcecado por el poder de los dictadores Ortega y Murillo, el país se está profundizando en la crisis económica y de  ingobernabilidad, de la cual será más difícil salir aún con el cambio político", advierte la opositora.

Además señala que con este aislamiento diplomático internacional, la crisis económica se profundiza y se agravará porque "los nuevos aliados de Ortega, como Rusia, que está en Guerra, Irán y China no van a ser capaces de suplir las necesidad que cubre Estados Unidos y la Unión Europea".

Para ejemplificar su afirmación, Castillo recordó que Venezuela sigue en una profunda crisis pese a la relación con China, Rusia e rán.

"Nicaragua no es una isla, es un país de fronteras y la interdependencia es inevitable.  El régimen de Ortega es considerado por la comunidad internacional como un régimen paria, y esa condición pone a los actores sociales involucrados en la rebelión de abril (2018), a los defensores de derechos humanos, un gran desafío porque la comunidad internacional observa el vacío de poder de la dictadura porque su sistema de poder ha colapsado. La dictadura rompió con todo el orden instituido", afirma la exiliada.

La dictadura de Ortega ha entrado a una escalada de pleitos diplomáticos en medio del cual ya expulsó al nuncio apostólico, también negó reconocimiento diplomático al nuevo embajador de Estados Unidos, recientemente también declaró non grata a la embajadora de la Unión Europea y ahora rompe relaciones diplomáticas con el Reino de los Países Bajos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ