Noticias NicaraguaPolíticaEmbajadora de la Unión Europea abandonó Nicaragua este sábado tras ser expulsada

Embajadora de la Unión Europea abandonó Nicaragua este sábado tras ser expulsada

La diplomática europea fue declarada non grata por la dictadura Ortega-Murillo y expulsada del país en medio de una escalada diplomática del régimen contra EEUU y Europa
bettina muscheidt embajadora union europea
Bettina Muscheidt, embajadora de la UE expulsada por régimen de Nicaragua.
Cortesía

La embajadora de la Unión Europea acreditada en Nicaragua, Bettina Muscheidt, salió del territorio nacional este sábado en un vuelo rumbo a México para luego seguir hacia Francia, según informó el portal mexicano Azteca Noticias.

La diplomática que desde septiembre del año pasado asumió la máxima representación diplomática de la Unión Europea fue declarada persona non grata por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo el pasado 28 de septiembre y le dio un plazo perentorio que no fue especificado públicamente, para abandonar el país.

Finalmente, la expulsión de la diplomática europea se consumó la tarde de este sábado cuando la ahora exembajadora abordó un vuelo con rumbo a la capital mexicana donde haría escala en su viaje hacia París, Francia, según da cuenta el medio de comunicación mexicano.

La diplomática llegó al aeropuerto de Managua acompañada por diplomáticos de varios países para despedirla después de la expulsión por parte de la dictadura.

Ortega desató en los últimos días una ofensiva en la arena diplomática contra Europa y Estados Unidos principalmente, a quienes constantemente llama imperialistas e injerencistas.

Analistas han señalado que los dictadores Ortega y Murillo no toleran que la comunidad internacional, a través de sus diplomáticos acreditados en el país, les hagan críticas o llamados a que regrese a los cauces democráticos y menos aún que aboguen por los más de 200 presos políticos que la dictadura mantiene en las cárceles en condiciones inhumanas, tal como lo han denunciado familiares y organismos de derechos humanos.

Ya antes, en marzo de este año, el régimen Ortega-Murillo había expulsado al nuncio apostólico, Monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, quien ocupaba ese cargo diplomático en Managua desde 2018. Según conocedores del caso, el "pecado" del nuncio fue tratar de abogar por la liberación de los presos políticos.

El 28 de julio, la dictadura hizo pública una nota diplomática en la que anunciaba que retiraba el consentimiento para el ingreso al país  del nuevo embajador de Estados Unidos Hugo Rodríguez, designado por la administración de Joe Biden. Esa negativa fue reiterada el 30 de septiembre por la vocera gubernamental Rosariuo Murillo y confirmada luego por la Cancillería de Nicaragua.

Rodriguez fue vetado por el régimen de Ortega porque en su comparecencia de postulación ante el Congreso de su país dijo que desde su cargo al frente de la embajada en Managua seguiría trabajando por la democracia en el país centroamericano. Afirmación que los Ortega-Murillo calificaron como injerencista.

Este viernes, Ortega, en un discurso cargado de ataques contra Europa y Estados Unidos anunció que su gobierno daba por terminadas las relaciones diplomáticas con el Reino de los Países Bajos.

Esta vez, la dictadura no toleró que el país europeo le notificara que no seguiría apoyando la construcción de un hospital en el Caribe Norte porque su ayuda dependía de la mejoría en las condiciones de los derechos humanos y la democracia.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ