Empresarios responden a discurso de Ortega

En un acto público, Daniel Ortega lanzó varias acusaciones y amenazas al sector privado del país, aquienes acusó de haber provocado daño económico al país y de evadir impuestos.

Al respecto, la Cámara de Comercio Americana de Comercio, (Amcham) reaccionó a las declaraciones que hizo Daniel Ortega y aclararó lo siguiente a través de un comunicado.

"Nicaragua está inmerso desde abril del 2018 en una profunda crisis política económica y social como resultado de las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas a largo de este año, así como por la falta de respuesta gubernamental a la urgente necesidad de realizar cambios en el sistema político que permitan garantizar el buen funcionamiento de la economía del colegio para ver si pueden de nuevo encontrar empleos, sosiego, concordia y libertad."

En el comunicado Amcham deja claro que para la organización es fundamental el desarrollo del país y contribuir a generar puestos de trabajo, pagar impuestos y prosperidad a la nación. Sin embargo, le recuerdan a Ortega que la respuesta a los problemas que tiene Nicaragua sólo pueden encontrarse a través de una negociación política entre los diferentes actores en donde el gobierno debe jugar un papel para que por medio del cumplimiento de acuerdos se solucionen las razones por las cuales enfrentamos tantos y complejos problemas.

"No es atacando al sector privado y acusándolo sin bases reales que el gobierno puede avanzar en la dirección correcta que exigen las circunstancias y que demanda la ciudadanía. Los acuerdos suscritos hasta el día de hoy en el marco del diálogo nacional deben respetarse y cumplirse. Asi mismo exhortamos a las autoridades a continuar las negociaciones para refundar el sistema político y garantizar elecciones libres, transparentes en el menor tiempo posible.

El Consejo Superior de la Empresa Privada, COSEP, también respondió a Ortega sosteniendo que “Ha sido el sector privado a través de la inversión, el empleo y los impuestos que recauda el gobierno, el que impulsa y el desarrollo, el mejoramiento del nivel de vida de los trabajadores y la reducción de la pobreza”.

Los empresarios acusaron a Ortega de “transmitir zozobra e incertidumbre”, y además consideran “grave” que se promueva el “odio y rencor, destruyendo cada día más nuestro tejido social”.

Sobre las acusaciones del mandatario en torno a que el sector privado no debe involucrarse en asuntos políticos, el Cosep considera que ellos lo único que han hecho es exponer “a la nación la realidad económica y social que enfrentamos”. También dejan claro que la inestabilidad política que vive el país “ha afectado la confianza y certidumbre del clima de negocios” y que la recuperación económica no será posible sin que se resuelva el conflicto político y se restituyan los derechos de los nicaragüenses.