El cáncer de mama masculino: una enfermedad invisible que comienza a ver la luz

Foto cortesía

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta primordialmente a las mujeres. Las cifras así lo indican: una de cada ocho padecerá esta patología a lo largo de su vida. Pero, aunque lo parezca, esta dolencia no es exclusivamente femenina.

Los hombres también pueden sufrirla. De hecho, la padecen: por cada 100 casos de cáncer de mama femenino hay uno masculino. Efectivamente, es una minoría, pero no por ello deja de existir.

El cáncer de mama se origina en el tejido mamario, algo que poseen tanto hombres como mujeres, por lo que la posibilidad de padecer este tipo de cáncer está en ambos sexos.

El Instituto Nacional de Cáncer de España apunta que la supervivencia para los hombres con cáncer de mama es similar a la de las mujeres. Sin embargo, el cáncer de mama masculino a menudo se diagnostica en un estado más avanzado.

Las revisiones periódicas son esenciales en este tipo de enfermedad, ya que el cáncer que se detecta con tiempo, tiene más probabilidades de curarse.

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (Aecc), aunque esta enfermedad no se puede prevenir, estudios recientes parecen demostrar que el riesgo de padecerla se puede reducir realizando ejercicio físico de forma regular (al menos 4 horas a la semana).