Cáncer del pulmón, el más mortal y de menos atención en América Latina

Foto cortesía

El cáncer de pulmón es la enfermedad neoplásica más mortal en América Latina y la que menos atención recibe del sector salud, según reveló el estudio 'Cáncer de Pulmón en América Latina: es hora de dejar de mirar hacia otro lado', realizado por The Economist Intelligence Unit (EIU).

En el estudio, presentado en el marco del congreso de la Sociedad Mexicana de Oncología (SMEO), se analizó datos de 12 países latinoamericanos, que indican que en México el 99 % de los casos de cáncer de pulmón se diagnostican en fase tres o cuatro, en tanto que en el resto de los países de la región la tasa es del 85 %.

Irene Mia, directora editorial global de EIU, señaló que respecto a este tipo de cáncer no hay un registro ni datos suficientes en la región latinoamericana, por lo que se trabajó en identificar tres áreas prioritarias en políticas de salud para el control del cáncer: control del tabaco, acceso y diagnóstico precoz.

Especialistas de la salud, que colaboraron en la investigación, encuentran que el estigma sobre este tipo de cáncer es una barrera que impide dedicar más políticas y recursos específicos, en relación a otros tipos de cáncer.

"Se piensa que los pacientes que fumaron se ganaron la enfermedad", dijo el doctor Óscar Arrieta, jefe de la Unidad de Pulmón del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) y señaló que el tabaquismo es una adicción en la que el Estado mexicano "no ha hecho lo suficiente para prevenir".

Aunque el tabaquismo sigue siendo la principal causa del cáncer de pulmón, un 40 % se debe a causas no asociadas, como la presencia de arsénicos en el agua, la contaminación del aire y el uso de leña como combustible en las cocinas. En América Latina 60.000 personas mueren cada año a causa del cáncer de pulmón.

Ricardo Pérez Cuevas, director de investigación del Instituto Nacional de Salud Pública, afirmó que el estudio refleja los desafíos para mejorar la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer de pulmón, además de que no existe una única respuesta para los problemas vinculados a éste en América Latina.