"El coronavirus chino" salto de las serpientes a humanos.

Información reciente revela que "El coronavirus chino" saltó de las serpientes a humanos.

¿Cómo se inició la epidemia? 


"A principios de diciembre de 2019 Se detectan varios casos de una neumonía atípica de origen desconocido en la ciudad de Wuhan, en el centro de China. La mayoría de esas infecciones están relacionadas con un mercado de pescados y mariscos, en el que se comercializaban animales vivos". 

                

 


En el caso de esta nueva epidemia, hace tan solo unas horas hemos sabido que el coronavirus 2019- nCoV tenía su reservorio en serpientes. El descubrimiento se ha publicado rápidamente y no ha sorprendido a los expertos ya que en el mercado de Wuhan existían diferentes puestos con serpientes vivas para la venta. 

Las autoridades Chinas cierran el mercado a principios de año pero a partir de los primeros días de enero de 2020 se confirma la presencia de un virus en 15 de los 59 casos de neumonía, se descarta que se trate de un virus de la gripe y se apunta hacia un nuevo tipo coronavirus diferente al SARS y MERS. 


El 10 de enero un equipo de investigadores chinos publica el genoma del coronavirus causante de la epidemia. 

                             

"Esto es un hecho sin precedentes", explica López-Gofii, "hay que tener en cuenta que el virus del SIDA tardó más de dos años en ser identificado, y en esta ocasión, apenas pasaron unos días para que tuvieramos el genoma completo del coronavirus". 
Los primeros análisis filogenéticos lo relacionan con el grupo 2B de los coronavirus, dentro de la misma familia que el SARS. El virus es bautizado como "2019-nCoV". 

Este tipo de coronavirus (denominados así porque vistos al microscopio parece que tienen una corona a su alrededor) tienen su vector de propagación en animales como los murciélagos, los camellos, las serpientes, etc. 
No suelen ser transmisibles a seres humanos, pero de vez en cuando, un coronavirus posee una mutación que le hace capaz de infectar personas mediante zoonosis (es decir, saltan de infectar a un animal a seres humanos). 

La diferencia fundamental entre el virus de murciélagos, el de serpientes y el que infecta a los humanos es una proteína una glicoproteína, en concreto que le sirve al virus para reconocer las superficies celulares. Es decir, que lo que ha cambiado entre las especies es la molécula que ayuda al virus a reconocer dónde empieza una celula, y por dónde puede entrar. 

Gracias a este cambio el virus puede reconocer las células humanas e infectarlas, algo que le sería mucho mas difícil de no haber mutado. 


Pero a parte de lo interesante que estos descubrimientos puedan ser a nivel científico que lo son también aportan información relevante para tratar la enfermedad. Conocer el origen o los dos orígenes, en este caso del virus permite trazar sus cambios y entender cómo ha ido cambiando, evolucionando, hasta su forma actual. 


Lo que nos situa un paso más cerca de encontrar algún medio para pararlo, que es lo que ocupa ahora mismo a los investigadores. 
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ