Noticias NicaraguaSucesosImprudencia al intentar cruzar ríos crecidos cobra tres vidas al inicio del fin de semana

Imprudencia al intentar cruzar ríos crecidos cobra tres vidas al inicio del fin de semana

Dos comerciantes de Managua fueron a ganarse la vida vendiendo sus productos a Mulukukú pero encontraron la muerte al intentar cruzar un río crecido, mientras una adolescente de El Cuá-Bocay también desafió las corrientes de un río para llegar a su casa y se ahogó
rio de baka, mulukuú, raccn
Río Baka, de Mulukukú donde perdieron la vida dos comerciantes de Managua.
Redes sociales

Dos mujeres comerciantes, originarias de Managua y una adolescente son las tres nuevas víctimas de la imprudencia, que perdieron la vida al intentar cruzar el caudal de ríos crecidos producto de las lluvias en la zona norte del país.

De acuerdo con información de medios informativos locales, la señora Ana de Jesús Ordeñana, de 56 años Sandra Arauz Valle, ambas comerciantes, perdieron la vida al ser arrastradas por las corrientes de un río de la localidad de Baka, a 20 kilómetros al sur de Mulukukú, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACCN)

Publicaciones en redes sociales, que aseguran citar a testigos de la tragedia indican que el viernes, a eso de las 7 de la noche, el conductor de una camioneta en la que se transportaban las dos fallecidas junto a otras personas, imprudentemente intentó cruzar el río crecido pero no lo logró y fue en ese momento que las dos mujeres fueron arrastradas por la corriente.

Otros medios aseguran que una de las fallecidas sería Vilma Ordeñana, hija de Ana de Jesús, sin embargo, esa información no ha sido confirmada. La que sí confirman los redes sociales dedicadas a informar noticias de esa región es que las dos mujeres aún permanecían desaparecidas la mañana de este domingo. Pobladores locales y equipos de rescate trabajan en la búsqueda de los cadáveres.

Las dos comerciantes habrían salido la mañana de ese mismo viernes de Managua en un bus de transporte colectivo para ir a la comunidad Los Baldes, jurisdicción de Mulukukú, para vender sus productos pues a eso se dedicaban para ganarse la vida. "Salieron a ganarse la vida y encontraron la muerte", dijo uno de los testigos.

La tragedia pudo ser mayor, según revelan los viajeros sobrevivientes pues a bordo de la camioneta también viajaban dos menores de edad que fueron rescatados junto a por lo menos otras 6 personas.

Adolescente también muere ahogada

La otra víctima mortal del inicio del fin de semana fue la adolescente Jubdania Irías Palacios, de 14 años quien también cometió la imprudencia de desafiar la corriente de un río crecido.

La adolescente, originaria de El Cuá Bocay, en el departamento de Jinotega, quiso cruzar el caudal crecido del río Lana que pasa por la comarca del mismo nombre. La muchacha trataba de llegar a su casa luego de hacer unos mandados en el pueblo.
El cuerpo de la adolescente fue encontrado a varios kilómetros del sitio donde fue arrastrada por la corriente.

En las últimas dos semanas se han reportado al menos cuatro fallecimientos por ahogamiento. La imprudencia ha sido el principal factor que ha desencadenado esas tragedias.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ