ENCUENTRAN A NIÑA ENVENENADA Y MUJER DEGOLLADA EN GUATEMALA

Acostada en una cama y con señales de haber sido envenenada fue localizada ayer una niña de aproximadamente 5 años, y a pocos metros, con una herida de arma blanca en el cuello, se encontraba el cuerpo de quien supuestamente era su madre. El escenario del hallazgo fue la habitación de un hotel ubicado en la 7a. avenida y 20 calle, zona 1. Los Bomberos Voluntarios informaron que las víctimas tenían unas cuatro horas de haber muerto. La mujer, de aproximadamente 30 años y quien solo se registró al ingresar en el hotel como Mariana Ramírez, fue hallada encerrada en el baño y semidesnuda. Además tenía señales de haber sido degollada y los socorristas dijeron que al parecer trató de defenderse, y que tenía heridas en las manos. NOTA En la puerta del sanitario, los socorristas encontraron una nota en la cual se leía: “Nos debes dos muertes, estamos, sómos 18”. A pocos metros, en una cama, yacía el cuerpo de la menor. Los paramédicos dijeron que a simple vista no tenía ninguna lesión en el cuerpo y que al parecer ingirió algo que le causó una “hemorragia nasal y expulsión de espuma por la boca”. INGRESARON EL MARTES Artemio López Yoc, encargado de recepción del hotel, explicó que el martes recién pasado, a las 19 horas, la mujer y la niña llegaron acompañadas de un hombre, a quien describió como joven, alto y que vestía chaqueta negra. Recordó que pagaron Q100 por hospedarse y pasaron la noche en la habitación número 2, de donde debían salir a las 6 horas de ayer. “Se miraban como una pareja decente. La niña iba corriendo y contenta con ellos, como que fueran familia”, explicó. López Yoc agregó que durante la noche no escuchó ningún ruido o discusión que lo alertara. Refirió que a eso de las 6 horas de ayer salió de la habitación el hombre. Le aseguró que en pocos momentos saldrían la niña y la mujer, lo cual no sucedió, por lo que se acercó para informarles que debían retirarse. “A las 9 de la mañana llegué y toqué la puerta, pero no salió nadie. Regresé a las 10, y como nadie me respondió, abrí y observé que la niña estaba muerta en la cama”, relató. CAMARAS En el perímetro del hotel hay cámaras de circuito cerrado. Los investigadores indicaron que verificarán si alguna logró captar el rostro del hombre que acompañaba a la mujer y a la niña. Los investigadores indicaron que la nota localizada en la escena del crimen apunta a una rivalidad entre pandillas, debido a que la mujer tenía tatuajes que la identificaban como integrante de una, aunque también indicaron que existe la posibilidad de que se busque desviar las pesquisas. La Prensa Libre

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ