HONDUREÑA QUE AMENAZÓ CON BOMBA EN EUA ES ISLAMISTA Y ESTÁ EMBARAZADA

La hondureña Julissa Magdalena Maradiaga Iscoa (33), arrestada en el aeropuerto internacional de Miami, Estados Unidos, por gritar que tenía una bomba, está embarazada y sufre de bipolaridad. Esta información fue revelada por su hermana Jenny Iscoa (39) quien explicó que ella-Julissa- reside en Estados Unidos desde los 16 años. Antes de partir a ese país, Julissa Maradiaga residía en la colonia San Francisco de Comayagüela. Hace 10 años fue deportada a Honduras, pero se regresó a Estados Unidos donde vive su madre desde hace 26 años. "Ella es bipolar. Mi hermana tiene problemas mentales, yo tengo más de diez años de no ver a mi hermana", dijo Jenny entre llanto en una entrevista al canal de televisión HCH. Agregó: "Mi mamá dice que ella pasa pendiente del medicamento. Que le daba el dinero para que fuera a las citas, pero tiene como ocho meses de no estar con su medicamento. Un bipolar necesita medicamentos permanentemente, al dejarlo tiene crisis, ya puede ser en contra de su vida, caminar sin rumbo o escuchar voces". "A ella le han diagnosticado bipolaridad. Ha estado en tratamiento, ha estado interna y a veces pierde su juicio", añadió. "Ella se convirtió al Islam hace como cuatro años", reveló. "Julissa está embarazada de un árabe. También tiene dos hijos con otro hombre que actualmente están a su cargo". Según Jenny, su hermana es muy inteligente, ya que ha conocido de Dios. Ella (Julissa) y Jenny son dos de tres hermanas por parte de madre. En su perfil de Facebook Julissa Maradiaga Iscoa hace varias referencias al libro sagrado del Islam.