El MAR LO DEVOLVIÓ DESPUÉS DE CASI 24 AÑOS

Tras 24 años de haber desaparecido, el pescador Heriberto Peralta Maradiaga, de 68 años, apareció barbudo, desgreñado, con el pelo largo, con siete camisas, amarres en los dedos de las manos y con alambres en los tobillos, en señal de que estuvo refugiado en las montañas como un ermitaño. Visiblemente desorientado,  el hombre relató con incongruencias que se llama Jose Elías Hernández Castro, que salió a trabajar del sitio conocido como “Escalón”, en el sector de la Cruz, en un club campestre del departamento de Cuscatlán, El Salvador, y que en vez de enrumbarse hacia México apareció en Nicaragua. “Me perdí, me vine por montañas,  ando el boleto aéreo que me llevaría a México, nunca he cruzado fronteras legales, salí caminando hasta que aparecí en suelo nicaragüense”, expresó Peralta Maradiaga, quien según él nació en la ciudad de San Miguel, El Salvador. Maura Francisca Mejía, de 52 años, quien habita en la comarca El Limonal, sector norte de la comunidad de Palacios, en Puerto Morazán, afirmó que es la esposa de Peralta Maradiaga, a quien conoció donde una tía,  en la comunidad Israel, jurisdicción del municipio de Villanueva, luego procreó con él siete hijos. Nunca se perdió la esperanza “Lo hemos buscado por aire, mar y tierra, nunca nos resignamos a que lo habíamos perdido, siempre tuvimos fe en Dios que aparecería; es él,  tenemos fotos y aunque han pasado 24 años, su cara es parecida y sus demás rasgos físicos”, expresó emocionada Peralta Mejía. Fuente: El Nuevo Diario