MACABRAS CONFESIONES EN TRIPLE ASESINATO EN BARRIO LOS ÁNGELES

Extraoficialmente se conoció ayer que el triple crimen ocurrido en el barrio Los Ángeles fue ejecutado por dos personas, Nahum Isahí Bravo Tórrez  y, uno de sus amigos, Jairo José Hurtado,  quienes contaron con la complicidad de tres personas más, entre ellas la pareja sentimental del supuesto autor intelectual, Orquídea Orozco Sandoval, por lo que hoy la Policía podría dar por esclarecido el caso. El segundo jefe de la vocería de la Policía, comisionado César Cuadra Soriano, no confirmó ni negó la información extraoficial, pero dijo que si hay conferencia, los medios de comunicación serán convocados. Se conoció que los resultados de las diligencias de investigación  ya fueron remitidos a la Fiscalía de la República, encargada de presentar acusaciones en los juzgados. Nahum Bravo habría confesado que  asesinó  a su hermana Leticia Lucía Bravo Murillo de 22 navajazos en el pecho, cuello y espalda, el 26 de marzo en la mañana, luego Hurtado, de 24 años, quien trabajaba como caponero en el barrio Las Torres, mató frente a  su amigo al padre de este, Santos Bravo Gómez, con un bate de aluminio. En la tarde, cuando llegó la madre de Leticia y esposa de don Santos, respectivamente,  Rosibel Murillo, Hurtado supuestamente la mató a golpes con un tubo de metal. Este y Orozco Sandoval se habrían encargado del “entierro” de las víctimas en la fosa que había en la propiedad de don Santos, pero luego Nahum Bravo contrató, por 100 córdobas,  a su amigo Gabriel Angulo Jarquín para echarles más arena  a los cuerpos, y mientras todo eso sucedía, Erick Blandón Largaespada vigilaba, presuntamente. ¿Traspaso de bienes? Ayer salió a luz pública que Bravo Tórrez  supuestamente tenía en su poder documentación que lo acreditaban como dueño de las propiedades de su papá. José Murillo, hermano de Rosibel Murillo y tío de Leticia Lucía Bravo Murillo, explicó que personas encargadas de las investigaciones le comentaron esa situación. El inmueble donde ocurrió el crimen, una caja fuerte con dinero y una cuenta en el banco que le generaba intereses, eran parte de los bienes de Bravo Gómez, según versiones extraoficiales. “Yo no la he visto (la documentación), pero los que andaban haciendo la investigación dicen que el muchacho tiene papeles firmados por su propio padre. ¿Cómo hizo esa persona para firmarle el traspaso de toditos los bienes?”, cuestionó Murillo ayer al salir de una Iglesia católica en Ciudad Jardín,  donde realizaron una misa en rogativa por el eterno descanso de las víctimas. De las  personas detenidas solamente dos fueron puestas en libertad este fin de semana, entre ellas Nubia Tórrez, progenitora de Nahum Bravo. Teme por su vida Murillo aseguró que teme por su vida y la de su familia,  porque manifiestan que están enfrentando a personas “peligrosas” y  persisten “muchas dudas” en torno a la investigación policial. “Son personas peligrosísimas esos Tórrez, el tío está preso por (tráfico de) droga, por asalto a mano armada (…) Yo personalmente siento temor, si hicieron eso contra una persona que tenía bastante plata, ahora con otros”, manifestó Murillo. No obstante, Kenia Matamoros, esposa de Marvin Tórrez, quien guarda prisión desde el viernes por el triple crimen, expresó que Nahum nunca dio muestras de ser una persona agresiva. “El papá le daba su dinero, le daba una mensualidad, tiene un niño. Él nunca presentó comportamiento raro”, manifestó Matamoros, quien sigue esperando la libertad de su pareja. Familiares de los investigados permanecían ayer en las afueras de la Dirección de Auxilio Judicial con la esperanza de que la Policía Nacional ordenara su libertad. Fuente: END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ