SICARIOS TICOS CRUZAN LA FRONTERA PARA MATAR EN NICARAGUA

Un grupo de costarricenses dedicados al sicariato estaría cruzando la frontera con Nicaragua para cometer ejecuciones por encargo y posteriormente regresa a su país, donde les pagan por lo encomendado. Hace un mes la contra inteligencia nicaragüense está tras los pasos de esta gente que, al parecer, se involucra con el homicidio de un oficial de inteligencia del Ejército de Nicaragua, del cual se presume que estaba pasando información a un grupo de narcotraficantes. Se trata de Rafael Ángel Delgadillo Mora, quien fue ultimado, a las 10:00 p.m. del miércoles 15 de abril de 2015, mientras viajaba en una motocicleta por el barrio “Gaspar García”, en Rivas, cayendo mortalmente a la orilla de la acera. El funcionario, de 48 años, era de los oficiales que aportaban información valiosa en los casos de drogas y crimen organizado, recibió dos de cuatro balazos luego que los pistoleros lo siguieron en un vehículo celeste. Hasta el momento no hay detenidos, no se encontraron casquillos de bala en la escena del crimen y la inteligencia de la Policía y el Ejército trabajan para esclarecer este caso que enlutó a las autoridades nicaragüenses, el cual podría ser un ajuste de cuentas. Fuentes cercanas a las averiguaciones mencionaron que este crimen podría tener relación con Martínez Fajardo, alias “Pollo”, quien permanece detenido en ese país del norte cuando intentaba ingresar con documentos falsos. Este supuesto capo habría recibido serias amenazas de muerte por parte de miembros de la banda de “El Indio”, quien también está preso en Costa Rica y se enfrentan en una lucha a muerte por la ocupación de decenas de plazas de drogas en la zona sur de la capital tica. Según autoridades judiciales costarricenses, “Pollo” tenía el centro de operaciones en Nicaragua, donde manejaba el ilícito negocio narco, por lo que no se descarta que tenga relación con la muerte de Delgadillo. La Policía nicaragüense conoce algunos lugares por donde se mueve este grupo delictivo, que presuntamente transporta estupefacientes y además maneja algunos nombres de supuestos sicarios ubicados en Rivas, lugar donde se han dado varios asesinatos. Fuentes extraoficiales mencionaron que esta banda entra y sale gracias a la colaboración de coyotes que operan en la frontera, quienes los transportan en carros y a pie driblando a la Policía de ambas naciones. Las andanzas se dan principalmente por la noche, solo se dejan ver los focos cuando van caminando y al otro lado los espera parte de la organización delictiva que los lleva a su guarida. Con la captura de “Pollo”, la Policía judicial tica y la nicaragüense intercambian información para ligar o descartar a este hombre con la muerte del oficial de inteligencia del Ejército de Nicaragua, Rafael Ángel Delgadillo Mora, quien recibió un tiro por la espalda. Los 72 kilómetros de frontera que tiene Rivas con Costa Rica son aprovechados por los criminales, para cruzar de un país a otro, valiéndose de contactos que los mantienen bien informados sobre los movimientos que hay en puntos ciegos, afirma el jefe del Cuarto Comando Militar, coronel José Alberto Larios. DIARIO EXTRA, COSTA RICA / END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ