PADRE E HIJO NICARAGÜENSES, MÁS UN GUARDA DE SEGURIDAD FALLECEN EN ACCIDENTE DE TRÁNSITO EN HONDURAS

Un motorista y su hijo, ambos de origen nicaragüense y un guarda de seguridad hondureño, murieron el fin de semana luego que se accidentaran en un furgón, en Taulabé, Comayagua.
Los fallecidos son Carlos Andrés Méndez Díaz (54) y su hijo Tomás Andrés Méndez (27), originarios de Chichigalpa-Chinandega, Nicaragua; quienes se dedicaban a trasladar mercadería de Nicaragua a Honduras. Por su parte, el guarda de seguridad fallecido, es Domingo Antonio Zavala Ventura (53), originario de Choluteca, y supuestamente era el primer viaje que hacía como custodio, en el nuevo empleo que recién había obtenido. Familiares de los nicaragüenses manifestaron en la morgue de Medicina Forense de esta ciudad, que padre e hijo salieron de León, Nicaragua, el viernes a las 11: 00 de la mañana, con un cargamento de 25 mil libras de maní para exportación y se dirigían a Puerto Cortés, Honduras. Los extranjeros contrataron al guarda Domingo Antonio para que le diera seguridad al furgón y la mercadería ya que en la carretera se producen constantes asaltos. SE ACCIDENTAN La tarde del sábado anterior, aparentemente el furgón sufrió desperfectos mecánicos por lo que a la altura de Taulabé se precipitaron a una hondonada donde Carlos Andrés padre y motorista de la pesada unida, murió al instante. Minutos después, el joven y el vigilante fueron trasladados al Hospital Santa Teresa de Comayagua, donde el primero expiró en horas de la noche, mientras la madrugada de ayer, murió en el Hospital Escuela de la capital, el celador. Los familiares de padre e hijo expresaron su malestar contra las autoridades de la embajada de Nicaragua debido a que en la morgue de Medicina Forense no entregan los cuerpos de ningún extranjero, mientras la sede diplomática no les otorgue una constancia que el fallecido es de ese país. Julia Yamileth de Méndez, quien perdió a su esposo e hijo y cuyos restos ayer no les entregaron, manifestó que en estos casos los diplomáticos deben atender al público, no importa si es fin de semana o feriado, ya que ellos no andaban dinero para estar más días en Honduras y deben entender el dolor que sufren. BIENES Los familiares de los dos nicaragüenses manifestaron que Carlos Andrés Méndez Díaz transportaba mercadería por quinta vez entre ambos países; mientras su hijo Tomás Andrés Méndez le acompañaba por primera vez, ya que él laboraba como capataz de cosecha en el Ingenio Azucarero San José que se ubica en el departamento de Chinandega. Se espera que hoy solventen el impase de la documentación y repatríen los cuerpos a su país. EL TIEMPO HONDURAS