CONDENAN A 30 AÑOS A HOMBRE QUE ESTAFABA CON VISAS ESTADOUNIDENSES

None
Moisés Díaz Vado, pasará en prisión 30 años, que equivalen a un total de 10,950 días por los delitos de tráfico de migrantes ilegales y crimen organizado. Díaz Vado, fue condenado porque vendió a sus víctimas visas falsas para ingresar a los Estados Unidos, y deberá pagar seis años de prisión por cada una de sus cuatro víctimas de tráfico de migrantes ilegales, para totalizar 24 años por este delito y seis años más por crimen organizado. Las condenas por tráfico de migrantes ilegales  son individuales porque se trata de diferentes víctimas con distintos montos (cobrados por visas falsas) y hechos ocurridos en distintas fechas, refiere la sentencia dictada por la jueza Fátima Rosales González. “Lo único que tiene en común es la forma de realizar el ilícito que fue extendiéndole recibos por supuestas deudas a las víctimas a  cambio del pago de visas que resultaron ser falsas”, explicó la titular del Juzgado Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio de la capital. Moisés Díaz Vado también deberá pagar una multa de C$80,085 que equivalen a 2 mil días del salario mínimo del sector industrial. El condenado padece de obesidad mórbida. Escuchó cabizbajo la sentencia en su contra y en algunos momentos no pudo evitar llorar. Por estos mismos hechos está pendiente de ser capturado Giovanni García López, quien según las investigaciones  policiales, fue quien planeó la venta de visas falsas  para entrar a los Estados Unidos hasta  por US$9,000 cada una. De las cuatro víctimas, tres son mujeres y uno es pastor de una iglesia evangélica en Jalapa, Nueva Segovia. En juicio señalaron a Ruiz Vado como la persona que les presentó a García como funcionario de la embajada de los Estados Unidos en Managua. El Nuevo Diario.