MÉDICOS DE ESTELÍ SE SOLIDARIZAN CON ACUSADOS POR NEGLIGENCIA MÉDICA

None

Los dirigentes sindicales del Movimiento de Médicos Sandinistas, jefes de área médica y enfermería que laboran en el Hospital- Escuela San Juan de Dios manifestaron su apoyo y organizarán una marcha este domingo en solidaridad a los dos médicos enjuiciados por supuesta negligencia médica hacia una menor que falleció tras repetir la dosis de un medicamento que ya había sido aplicado.

Según el director del Hospital, Nelson Moncada consultado por El Nuevo Diario informó que diferentes juntas médicas y el Ministerio de Salud (Minsa) investigaron y analizaron el caso, determinando que no había negligencia médica, sin embargo los padres no admiten la explicación y decidieron continuar el proceso judicial.

El hecho ocurrió en el Hospital de Estelí. La familia de la menor llegó remitida por traslado desde el hospital de La Trinidad.

Los acusados por muerte de la niña son Cristian José Berríos y Lesbia Xiomara Guillén, quienes volverán al banquillo el 21 de julio.

De acuerdo al Ministerio Público la niña Sherlin Stefany Ruiz fue llevada por sus padres, referida por médicos del hospital de La Trinidad para que fuera valorada por un cirujano plástico del hospital San Juan de Dios, después de ser atendida por una quemada en la pantorrilla, por el contacto con el mofle de la moto en la que se movilizaba la menor con sus padres.

De manera extraoficial se conoció que la niña fue atendida por doctora Lisseth Castro Espinoza, quien supuestamente había mandado a ponerle vía intravenosa un antibiótico, por el que tuvo una reacción adversa y falleció pocos minutos después, pero están acusando a los pediatras Berríos y Guillén porque estaban de turno como jefes de áreas.

El director del Hospital –escuela San Juan de Dios de Estelí, Nelson Moncada informó que diferentes juntas médicas y el Ministerio de Salud (Minsa) investigaron y analizaron el caso de la niña fallecida y no encontraron indicios de alguna negligencia médica, lo cual fue explicado a los padres de la menor, sin embargo, estos no quedaron conformes y continuaron el proceso judicial.