CONDUCTOR BORRACHO MATÓ A CICLISTA

None

Por Donaldo Hernández

Con lágrimas en su rostro y la voz temblorosa, se mostró Ernesto Mendieta Espinoza al momento que el Ministerio Público presentó la acusación en su contra por supuestamente haber causado la muerte del joven Ariel Téllez  la madrugada del pasado 12 de marzo.

"Nada de lo que diga va a cambiar lo que pasó, pero desde el fondo de mi corazón, Diosito sabe que yo no quise hacer eso (accidente) pero los errores le enseñan a uno, y le pido perdón a su señor padre, yo sé que es duro eso", dijo Mendieta fuertemente embargado por la culpabilidad.

El acusado pide a los jóvenes que reflexionen al momento de conducir en las carreteras. Agrega que la mejor forma de vivir la vida es -según él- teniendo temor a Dios.

Según la fiscal Zeila Buitrado, Ernesto Mendieta Espinoza bajo los efectos del licor invadió el carril opuesto, en el que circulaba el ciclista Ariel Téllez de 19 años, a quien catapultó, provocándole el desprendimiento de un brazo y su muerte inmediata.

Según datos brindados el pasado lunes por las autoridades en el periodo del 13 al 19 de marzo ocurrieron 633 accidentes, 8 fallecidos y 49 lesionados

Asimismo la fiscal declaró que al acusado se le encontró 1.82% de alcohol en la sangre y producto del estado de ebriedad es que invade el carril contrario y es como logra impactar el cuerpo de la víctima

Óscar Téllez, padre del ciclista muerto lamentó la pérdida de su hijo y aseguró que siempre le decía que tuviera cuidado al salir "pues las carreteras estaban peligrosas".

El juicio oral y público donde es procesado Ernesto Mendieta por el delito de homicidio imprudente arrancará el próximo mes.