MATÓ PORQUE LE ENAMORABA A SU MUJER

*Colaboración de Las Segovias Noticias

Abraham Humberto Gutiérrez Chavarría, habitante de la comunidad de El Arrayán en Nueva Segovia, confesó este lunes ante los medios de comunicación que mató a Roger Aristides Zeledón Ortez, de 43 años y residente en Susucayan en El Jícaro, porque le enamoraba a su mujer.

“Me había advertido que mi mujer estaba buena y que no descansaría hasta quitarmela y antes de que lo hiciera mejor lo mataba”, reveló Abraham Humberto, quien aprovechó -según sus propias palabras- de que la víctima le pidió que lo acompañara a ver una propiedad en el sector de El Cerro El Tigre, en Jalapa, para darle de beber un veneno.

El veneno, que para la víctima se trataba de "una pócima para atraer el amor de las mujeres", no fue suficiente. Abraham Humberto le descargó un golpe a la altura del cuello (la nuca) para asegurarse que lo dejaría muerto, reveló el Comisionado Mayor Javier Martínez, segundo jefe de la Policía Nacional en Nueva Segovia.

MOTO FUE PRIMERA PISTA PARA ENCONTRAR A VÍCTIMA

La valoración del médico forense indica que la muerte de Róger Aristides Zeledón ocurrió el martes 18 de abril, cinco días antes del hallazgo de su cuerpo en estado de descomposición en el sector de Cerro El Tigre, en San Pablo, municipio de Jalapa.

En el mismo lugar, los vecinos dieron parte de una motocicleta placa NS 4630, que había permanecido parqueada a orillas de la carretera desde el día martes y en una ruta de transporte colectivo la trasladaron a la Policía Nacional de Jalapa.

El hallazgo de la billetera de Roger Arístides a cinco kilómetros del lugar donde fue encontrada la motocicleta, el cuerpo en descomposición encontrado al mediodía del domingo a 200 metros de donde se encontraba la moto y un envase de bebida gaseosa pero con otro tipo de contenido (veneno), fueron los primeros elementos de investigación.

En el proceso se sumaron los testimonios de quienes lo habían visto salir con Abraham Humberto (hasta entonces un desconocido), una llamada telefónica desde el mismo celular de la víctima y la cédula de identidad de Abraham Humberto dentro de una mochila encontrada en el bus de transporte colectivo.

El jefe policial reveló que Abraham Humberto fue capturado este mismo domingo en su propia casa de habitación en El Arrayan, San Fernando, y se encuentra con prisión preventiva en las cárceles de la Policía Nacional de Ocotal.

Mientras Róger Arístides fue trasladado a Susucayan para su inmediata sepultura. “Esta persona es confesa y será pasado a las órdenes del Juez competentes por el delito de asesinato”, recalcó el Comisionado Mayor Martínez.