ESTUDIANTES SECUESTRADOS FUERON DESNUDADOS Y TORTURADOS

Desnudos y con señales de tortura aparecieron tres universitarios de los que se encuentran atrincherados en la UNAN-Managua, ellos fueron reportados como desaparecidos la noche de ayer. Los jóvenes son Bryan Miranda, Valeska Sandoval y Gretchell Vanessa Miranda, quienes fueron interceptados en las inmediaciones de la fuerza aérea por aparentes grupos parapolicales del gobierno, según su relato. “El día de ayer alrededor de las cinco de la tarde salimos de la universidad, íbamos a Tipitapa a dejar unos víveres, cuando veníamos de regreso, la camioneta en la que nosotros nos transportábamos se nos había apagado, entonces empezamos a empujarla y no nos encendió, nos comunicamos con los muchachos para ver si nos podían llegar a traer cuando de repente miramos de que en frente de la gasolinera que está en carretera norte, La Puma que está casi en frente del aeropuerto, estaban dos policías, uno estaba llamando por el radio y luego ellos ya se estaban alistando como si nos iban a ir a preguntar algo, pero no fue así”, dijo Valeska Sandoval. “Nosotros seguíamos adentro de la camioneta, cuando de pronto entró otra camioneta Hilux doble cabina color gris, entró a la gasolinera, sólo dio la vuelta, pero se quedó parqueada, entonces mi compañero se baja porque iba a orinar y en lo que él regresa como cinco minutos después esa misma camioneta nos interceptó adelante y se puso otra atrás, luego estuvo otra de frente haciéndoles cambios de luces , en eso nos bajan a todos nosotros de la camioneta y nos tiran al suelo, todos estaban armados, tenían escopetas, tenían 38, nos tiraron al suelo, nos revisaron y ellos empezaron a decir: “A si son estudiantes, ahora van a saber qué es lo que se siente que los desnuden”, entonces vinieron, nos subieron a la tina y nos pusieron boca abajo y empezaron a golpear a nuestro compañero arriba de la tina, entonces escuchamos que le pegaron a la camioneta en la que nosotros andábamos y luego escuchamos unos tiros, cuando la camioneta arrancan ellos venían atrás uno encima de otro, ellos venían diciendo: “Si ahora van para el chipote estos chavalos, Quién los manda a andársela jugando de los salva patria, son estudiantes, van a ver estudiantitos lo que se siente”, el camino fue muy largo, en todo el camino a mi compañera la golpearon y le pusieron un choque en una de sus piernas, de pronto uno de ellos dice: “Oe ideay juguemos un ratito, saca el corta uñas”, entonces como nosotros venimos boca abajo, dice uno de ellos: “Dale quitale el pantalón”, me quitaron los zapatos, me quitaron el pantalón y con un corta uñas me arrancaron la uña, la camioneta siguió hasta que llegamos a un lugar que estaba por cuesta el plomo y nos desnudaron a los tres, nos quitaron todo, luego me sentaron con i compañera y nos decían que nos iban a violar, ellos nos tocaron, nosotras llorábamos y luego uno de ellos me puso la pistola en la caza y decía que dejara de llorar o se le iba a salir un tiro, nos interrogaron, preguntaban que de dónde éramos, que andábamos haciendo y le dije que simplemente andábamos dejando unos víveres y que la camioneta se nos había averiado, ellos empezaron a preguntar que quiénes eran nuestros líderes, que quienes nos mandaban, que si éramos universitarios, nos tomaron fotos de nuestras caras, pidieron los números de cédulas, posteriormente nos interrogaron uno por uno y siguieron golpeando a mi compañero y a mi compañera y a mí nos dejaron sentadas en la arena, luego de eso hicieron que nos metiéramos en el agua mientras ellos se montaban en la camioneta y se fueron”, continúo relatando Valeska. Además, durante la odisea, las personas que los ayudaron también les informaron de un supuesto cadáver que apareció días atrás en la zona donde fueron abandonados. “Nosotros caminamos como 2 kilómetros y encontramos una casita y salió un señor gracias a Dios, ese señor nos regaló ropa porque nos estábamos cubriendo con un pedazo de caja que habíamos encontrado en el camino, el señor nos brindó la ropa y nosotros le preguntábamos que donde estábamos y él nos dijo que estábamos cerca de la cuesta El Plomo, nos dijo que camináramos cuatro kilómetros y saldríamos a una carretera que daba como por Ciudad Sandino, el señor que nos ayudó nos estaba contando que hace unos días en una isla apareció el cuerpo de una muchacha y que nadie ha llegado a levantar”, agregó la joven. Luego de caminar varios kilómetros salieron a una carretear en dónde ya pudieron orientarse mejor y ser auxiliados. “Nosotros caminamos y salimos a un lugar donde habían unas rastras, entonces uno de los camioneros se bajó y n os preguntó que para dónde íbamos, le comenzamos a contar todo, nos dijo que entráramos, nos regaló café y nos prestó un teléfono y nos comunicamos con los muchachos para decirles que estábamos bien que necesitábamos que nos llegaran a traer, los señores de las rastras no llevaron hasta la carretera de Linda Vista y de ahí agarramos un taxi”, contó la estudiante. Han sido muchos los casos de jóvenes secuestrados y reportados como desaparecidos a partir de las protestas contra el Gobierno, que luego son encontrados con signos de torturas o muertos ya sea en morgues o en la zona de la cuesta El Plomo.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!