Motorola anunció un acuerdo con iFixit para ofrecer kits de reparación de celulares

Los smartphones son cada vez más difíciles de reparar, ante la miniaturización y el lanzamiento anual de diversos modelos; esto hace que los usuarios enfrenten muchas dificultades a la hora de arreglar los equipos, sobre todo si no tienen cerca un servicio técnico oficial, o si quieren hacer el cambio de la pieza averiada en forma autodidacta.

Para muchos, la referencia obligada en este caso es iFixit, la organización que se dedica a analizar las diferentes opciones disponibles en el mercado para cambiar la batería o la pantalla de un teléfono móvil, aunque la mayoría de las veces con repuestos o partes alternativas.

Esto cambiará a partir de ahora al menos con los teléfonos de Motorola, que acaba de anunciar un acuerdo con iFixit para proveer de forma oficial las partes de reemplazo de los modelos más recientes de smartphones, como el Moto X, Z, G4 y G5.

El acuerdo entre Motorola e iFixit apunta más a los usuarios experimentados con teléfonos que ya quedaron fuera de la garantía oficial, pero que desean extender la vida útil del equipo al reemplazar la pantalla o la batería. Del otro lado se ubica Apple, que exige a sus usuarios que solo envíen sus teléfonos y computadoras a los servicios técnicos oficiales, una modalidad que desalienta la reparación informal o autodidacta.

Como referencia, los kits oficiales de reparación de Motorola son más caros que las partes que ofrece iFixit para los usuarios de Apple. Por ejemplo, una batería para el iPhone cuesta 29 dólares y una pantalla de reemplazo unos 70 dólares, mientras que estas partes para un equipo de Motorola rondan entre los 40 y 100 dólares, de acuerdo a un reporte de The Verge.