“Los policías mierdas mataron a mi hijo porque no quería reprimir”, dice madre de policía muerto ayer en Jinotepe

Faber tenía 3 años de laborar en la Policía Nacional, y el sábado pasado le había manifestado a su mamá Fátima Vivas que había pedido su baja, pero que su superior le contestó que primero lo mataba a él y luego a su familia.
Faber López Vivas, q.e.p.d.

Faber López Vivas de 23 años, es uno de los oficiales de la Policía Nacional que resultó muerto durante los enfrentamientos de ayer domingo en Jinotepe, Carazo, cuando el Gobierno de Daniel Ortega envió a paramilitares y policías a hacer su “plan limpieza”, en la que resultaron 20 muertos.

Esta mañana la madre de Faber, doña Fátima Vivas llegó al Instituto de Medicina Legal para retirar el cadáver del joven, acompañada por el asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas.

“Le dijo a su mamá doña Fátima que había pedido su baja y que su superior le había amenazado de muerte. Le había dicho que primero lo asesinaba a él y a su familia antes de darle la baja. Ayer en los acontecimientos de Diriamba recibió un balazo en su cabeza. Ella acusa directamente a la Policía, ella dice que fue la Policía quien se lo asesinó”, declaró Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quien acompañó a la madre al Instituto de Medicina Legal para retirar el cadáver del joven.

La señora denunció que está recibiendo amenazas de la Policía de El Rama donde su hijo estaba dando servicio, desde que ayer que expresó públicamente que responsabiliza a la Policía por la muerte de su hijo.

“Necesito que me entreguen el cuerpo de mi hijo primero, sino estos perros son capaces de no dármelo, a como me negaron la muerte de él que ni siquiera me dijeron que había muerto. No le tengo miedo a nadie, ya me mataron a mi hijo, no me importa que me maten a mí. Los policías mierdas me lo mataron, que casualidad que con un disparo en la frente mi hijo, quien pega en la frente es la Policía”, expresó doña Fátima en las afueras de Medicina Legal.

Faber tenía 3 años de laborar en la Policía Nacional, y el sábado pasado le había manifestado a su mamá Fátima Vivas que había pedido su baja, pero que su superior le contestó que primero lo mataba a él y luego a su familia.

“Yo hablé antier con él, y le dije ‘hijito salite de la Policía, no quiero que estés ahí. Mamá ya pedí la baja’ me dice ‘y sabe que me dijeron, que si yo me salía de la Policía mataban a toda mi familia y lo que yo más amo es mi madre, prefiero que me maten a mí y no que la maten a usted’, y casualidad que ayer ya lo matan (…) Lo agarraban para mandar a matar a la gente y él me decía ‘mamá yo estoy en contra de esto, yo no quiero estar aquí, pero me están amenazando’”, agregó la madre.

Por su parte, Elyin López, hermano del oficial denunció ayer en sus redes sociales que su hermano nunca se quiso estar en los enfrentamientos, que ya había puesto su renuncia y que lo amenazaron.

“Con esta foto aclaro mi hermano nunca quiso estar en los enfrentamientos. Puso su renuncia y ello lo amenazaron y ahora está muerto dejando una familia. El vio muchas cosas malas en el gobierno que lo mataron era de comandando especial y el guarda de seguridad d Daniel Ortega ya que sabía mucho ellos mismos lo mataron”, escribió Elyin.

El hermano además escribió a la cuenta de Facebook “Somos Policías de Nicaragua”: “Por qué Daniel Ortega no da su vida y si no que da la de mi hermano”, página que publicó que Faber había “caído en cumplimiento del deber mientras liberaba Jinotepe”.

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO