ESCASEZ DE AGUA ES UNA MUERTE ANUNCIADA, DICE CIENTÍFICO

None

El asesor presidencial para asuntos ambientales, Jaime Íncer Barquero catalogó la crisis que vive Nicaragua con respecto a la escasez de agua en algunos municipios como una "muerte anunciada", pues tanto Gobierno y la población no han tomado ninguna medida para paliar esta problemática.

" Todas esas partes secas han tenido pocas lluvias históricamente hablando, y más ahora que han sufrido extensos despales; por tanto es de temer que en estos dos meses próximos la situación se agudice porque estamos entrando a los meses más cálidos del verano, por la evaporación tanto de las fuentes naturales como la de pérdida de infiltración de agua subterránea, por tanto esto ya es una muerte anunciada", sentenció el científico.

Actualmente el Gobierno anunció un plan diseñado para garantizar el servicio en barrios y comunidades de los municipios.

El científico estima que unas 177 mil familias en Nicaragua son las que sufren las consecuencias de la sequía, pero advierte que a medida que avance el verano estas cifras se incrementarán pues "las lluvias no son suficiente".

Barquero sentencia que mientras no exista una medida de corregir esa situación, manejar las cuencas, respetar los bosques, esta situación irá creciendo de mal en peor a medida que pasen los meses y años "porque nunca se han tomado medidas para paliar situación comenzando por detener el despale, fomentar la reforestación de forma seria y de alguna manera comenzar a prever que va a pasar hasta que Managua termine convertido en un verdadero desierto", lamentó. El asesor presidencial explica que a nivel de educación hay que comenzar a establecer sanciones a quienes mal gastan el agua y sugiere que las empresas que más consumen el vital líquido lo hagan de manera racional.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ