SE SUICIDA UN ALTO CARGO MILITAR INVESTIGADO POR CORRUPCIÓN

  • Zhang Yang, el militar que se ha suicidado y que pertenecía a la Comisión Militar Central, en 2014. CHINA STRINGER NETWORK: REUTERS
Un alto cargo del Ejército chino investigado por corrupción, el general Zhang Yang, se suicidó en su domicilio la semana pasada, según confirmó hoy la agencia de noticias oficial Xinhua. El fallecido, que también perteneció hasta hace poco a la poderosa Comisión Militar Central (CMC), es la última víctima de la amplia campaña anticorrupción liderada por las autoridades chinas, que ha sacudido con fuerza durante los últimos años al estamento militar. De acuerdo con los medios oficiales, Zhang estaba siendo investigado por sus vínculos con otros dos generales caídos en desgracia en años anteriores, Guo Boxiong y Xu Caihou, los dos cargos militares más importantes imputados por corrupción hasta la fecha. Al parecer, este hombre de 66 años permanecía recluido en su domicilio de Pekín mientras se realizaban las pesquisas y era interrogado. Sin embargo, "en la tarde del día 23 de noviembre, se ahorcó en su residencia", indicó Xinhua. El uniformado, que había ocupado el cargo de director del departamento político del Ejército Popular de Liberación, desapareció de la esfera pública hace más de dos meses. Junto a él, también se evaporó otro importante general, Fang Fenghui, una estrella en ascenso dentro del Ejército pero que podría haber caído también en las redes de los cazadores de corruptos, algo todavía sin confirmar.

MÁS OFICIALES SON INVESTIGADOS 

Xinhua aseguró que la investigación desarrollada sobre las actividades de Zhang demostró que "violó gravemente la disciplina y la ley", que era sospechoso "de aceptar y dar sobornos" y que poseía "grandes cantidades de activos" cuyas fuentes se desconocen. El Ejército de China, el más grande del mundo y que en la actualidad se haya inmerso en pleno proceso de modernización, ha sido durante los últimos años uno de los colectivos en los que más se ha centrado la campaña anticorrupción iniciada por el actual presidente chino, Xi Jinping, cuando se hizo con el poder hace cinco años. Desde entonces, decenas de oficiales de mayor o menor rango (hasta 130.000 según el último infome) han sido investigados, incluídos los antes mencionados Guo y Xu, ambos ex vicepresidentes de la CMC. En la actualidad, el primero de ellos, de 75 años, cumple una sentencia de cadena perpetua dictada el año pasado, mientras que el segundo falleció en 2015 sin haber ido a juicio víctima de un cáncer.
  • Tomado de El Mundo

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ