LA UEFA CLAUSURA UN ESTADIO POR COMPORTAMIENTOS RACISTAS

None
La Comisión Disciplinaria de la UEFA sancionó por comportamientos racistas y disturbios causados durante el partido de la Champions League ante el Chelsea el pasado mes de octubre, a disputar los próximos dos encuentros sin público y con una multa de 100.000 euros. Según un video captado por la organización Fútbol Contra el Racismo en Europa (FARE) durante el cotejo frente al conjunto inglés y publicadas por el diario británico The Guardian, algunos aficionados del conjunto local increparon y agredieron a cuatro hombres negros. Además, en el caso de que este tipo de acciones se repita en los tres próximos años, el conjunto ucraniano tendrá que jugar un tercer partido sin su afición, según indicó el organismo continental. El próximo encuentro del Dinamo por la Champions League será el 9 de diciembre ante el Maccabi israelí, partido que definirá si el club italiano logra clasificar a la siguiente ronda, o disputará la Europa League, ya que el tercer puesto del Grupo G lo tiene asegurado. No es la primera vez que la UEFA castiga al club de 88 años, la temporada pasada fue sancionado en dos oportunidades con un cierre parcial de su estadio después de que se produjera una invasión en el campo de juego por parte de su afición durante el partido frente al Guingamp francés y por comportamientos racistas hacia los jugadores del Everton, ambos correspondientes a la Europa League. Estos últimos meses, con el conflicto primero de los refugiados y luego de los atentados en París, los estadios se han convertido en puntos clave para que los ciudadanos le expresen su opinión al mundo. Desde homenajes en Wembley, cuando el público inglés cantó La Marsellesa, pasando por las banderas en apoyo a los migrantes sirios en el estadio del Bayern Múnich, hasta incluso la despreciable bandera gigante que desplegaron los ultras del Slask Wroclaw en contra de la llegada de los refugiados en Polonia. Por lo tanto, la UEFA ha decidió ponerse más estricta en cuanto a las expresiones racistas que haya durante los partidos en las competiciones que rige, a pesar de que históricamente este organismo a repudiado la discriminación.