KOBE BRYANT JUGARÁ HOY SU ÚLTIMO PARTIDO

None
Si Magic Johnson hizo del básquet una obra de arte, y Michael Jordan un desafío a la física, Kobe Bryant tomó de ambos para convertirlo en un campo de batalla donde ganar es lo único que cuenta, más allá del dolor y la controversia. Se dice que en cada generación nace un jugador que deja su marca en los demás, y así como Magic dejó la suya en Jordan y éste en Kobe, el astro de los Lakers sirvió de ejemplo para muchas de las actuales estrellas de la NBA, desde Kevin Durant hasta Stephen Curry. Los que lo conocen de cerca dicen que, en sus buenos tiempos, antes de que las lesiones le acosaran, la rutina diaria de Kobe en el descanso de temporada casi era más agotadora que los entrenamientos diarios con los Lakers, cuando estaba en plena campaña. Se levantaba a las 5 de la mañana e iba al gimnasio por cuatro horas. Luego de un descanso, pasaba otras tantas horas viendo videos de jugadas suyas, de Jordan, Magic y otros grandes, y de los partidos de los Lakers. Cerraba el dia con una tanda de tres horas de nuevo en el gimnasio, en las que realizaba cientos de tiros desde todas las distancias. En sus primeros tiempos, el triunfo era lo único que contaba para el joven Bryant. Pero su ego era tan alto, que inevitablemente se reflejaba en la cancha, en el egoismo episódico de sus tiros. Cuenta Ron Harper (representante de basquetbolistas) que un día, mientras almorzaban en un restaurante en Los Angeles, Kobe le hizo montones de pregunta para conocer la rutina de trabajo de Jordan. "Le dije que MJ cada temporada se aparecía con algo nuevo, que había perfeccionado en las vacaciones. Una vez fue un tiro en suspensión, una finta, una clavada, un pase o su tiro de tres, y Kobe empezó a hacer exactamente lo mismo", apuntó Harper. A sus 37 años, y de vuelta de triunfos y fracasos, de aciertos y errores en su vida personal, Kobe Bryant sabe que al final lo que cuenta es la forma en que será recordado por los aficionados, por sus seguidores y detractores. "El básquetbol es más grande que anotar puntos y ganar campeonatos. Es sobre si uno ha sido capaz de inspirar a la gente por un instante, y que quieran ser una mejor versión de sí mismos", destacó Kobe en una reciente entrevista, una de las muchas que ha dado en su gira de retiro. "Yo le he dado todo a los fans y ellos también me han dado a mí, me inspiraron para ser la mejor versión de mí mismo. Los trofeos quedan para la posteridad, pero realmente quieres crear algo que vaya más allá que eso", apuntó. Bryant ocupa el tercer lugar en la lista de anotadores de todos los tiempos de la NBA, sólo por detrás de líderKareem Abdul-Jabbar y Karl Malone. También fue miembro de los equipos de Estados Unidos que ganó medallas de oro en los Juegos Olímpica de Pekín 2008 y Londres 2012. El legado de Kobe va más allá de los cinco anillos que ganó como campeón, las 18 veces que fue elegido al Juego de las Estrellas, 11 de ellas consecutivas, sus 30 récords para la franquicia de la NBA y otros muchas más marcas que lo colocan en un escalón habitado sólo por las leyendas de este deporte. Su legado queda cimentado por sus jugadas increíbles, y esa sangre fría a la hora de definir un partido con un tiro ganador, que le ganó el apodo de 'Mamba Negra'. Es por ello que, entre los muchos regalos que le han hecho en su gira de despedida, se encuentra la mamba negra que tiene encerrada en una esquina del patio de su casa, como recordatorio de su grandeza. Kobe aseguró que donará la serpiente al zoológico de Los Angeles al dia siguiente de su último partido, cuando se levante de cama y se pregunte: ¿Y ahora qué?. Las entradas para ver el duelo entre Los Angeles Lakers y Utah Jazz han alcanzado una media de 971 dólares,algo inusual para un partido de temporada regular, pero justificado con el plato fuerte de la despedida de las canchas del legendario Kobe Bryant. El último partido de Kobe en una cancha de la NBA se ha convertido en un fenómeno mediático y de mercadotecnia, y los Lakers prometen una gran fiesta para despedir a su astro, que en 20 años con el club angelino le dio cinco campeonatos. "El partido va a ser una mezcla de zoo y de circo. Será algo sin precedentes", aseguró a Los Angeles Times John Black, el jefe de prensa de los Lakers. No importa que el equipo sea el segundo peor de toda la Liga en la temporada, con sólo 16 victorias en 81 partidos. Ni que por tercer año consecutivo se quede fuera de los playoffs. "Puede que la cifra sea mayor que las finales de la NBA, y que se agoten las 600 plazas del Staples Center para la prensa", dijo Black. Los Lakers anunciaron que en la gran fiesta estarán presentes muchos de los excompañeros de equipo de Kobe, desde su némesis Shaquille O'Neal, con el que ganó tres anillos de la NBA, hasta Robert Horry, Ron Harper, Rick Fox y otros 30 exjugadores del club angelino. Los del Jazz no le regalarán la noche a Bryant, pues están urgidos de un triunfo que les asegure un puesto en los playoffs, que disputan en dura lucha con los Houston Rockets. Ambos equipos tienen igual récord de 40-41, pero los Rockets mantienen el octavo boleto por haber ganado la serie particular entre ambos. También Nike dice tener listas las zapatillas que llevará Kobe en ese último partido, y que serán un homenaje a su legendaria carrera
Las zapatillas son una especie de gráfico en el que se reproducen datos cruciales en la trayectoria de la 'Mamba Negra'.
  Hay ocho fechas inscritas en los zapatos que usará Kobe: la de su primer partido (1 de noviembre de 1996) y lasu último (13 de abril de 2016); el 5 de sus títulos de campeón; el 18 de sus All Star Games; el 4 de las veces que ha sido MVP en esa cita de las estrellas; el 81 de su máxima cantidad de puntos en un partido. Igualmente aparecerá el número 24 de su camiseta a partir de 2007 (antes llevaba el 8), y el 20 de las temporadas que ha jugado en la NBA, todas en los Lakers. Ningún otro jugador en la historia ha permanecido dos décadas en la misma franquicia. Según la revista Forbes, Kobe Bryant se retirará con 680 millones de dólares en ganancias en su carrera. A lo largo de su actuación en la cancha, se estima que Bryant ha recaudado unos 465 millones de dólares en patrocinio de marcas comerciales y salario, pero hacia el final de esta temporada 2015-2016 la cifra se incrementará en otros 215 millones. Las ganancias totales del astro de los Lakers "son la mayor cantidad para un deportista de equipo durante su carrera como jugador", añade Forbes. Desde que el pasado 29 de noviembre Kobe anunciara su retiro en una carta pública dirigida a su "Querido baloncesto", las reacciones del mundo del deporte han sido múltiples. Muchos jugadores han apoyado su decisión, entre ellos el canastero de los Oklahoma City Thunder Kevin Durant. "Yo idolatro a Kobe Bryant. Lo estudié, quería ser como él", dijo Durant. "Él ha tenido una carrera increíble, un tipo que cambió el juego mental y físicamente. Significa tanto para el juego de baloncesto. Alguien que siempre voy a mirar en busca de consejo, en busca de ayuda, cualquier cosa", añadió Durant. "Es triste ver que se vaya. Pero puso su marca en el juego mientras estuvo aquí", afirmó Durant. "Hay muchos niveles de respeto en la NBA. ¿Ser dominante durante 20 años? Eso es en definitiva respeto. Nadie nunca realmente pudo detener a Kobe. La única persona que alguna vez fue capaz de detener a Kobe Bryant fue el padre tiempo", expresó su excompañero Devean George. Nike, una de las marcas que patrocina al escolta, rindió tributo al hombre que le ha ayudado a vender millones de zapatillas con su firma, y reunió en un vídeo a varias estrellas del deporte para que hablaran de como ha influenciado Kobe Bryant en ellos. Roger Federer, Serena Williams, LeBron James, Kevin Durant, Tiger Woods, Javir Mascherano, el brasileño Neymar y españoles Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Rafael Nadal son algunos de los íconos deportivos que participaron en el homenaje al pentacampeón de los Lakers.
Neymar destacó de Byrant su afán de superación: "Siempre quiere ser mejor que él mismo", dijo el astro brasileño. Nadal lo define como "luchador" y Roger Federer de "ganador".
  Empero, los compañeros de Kobe en las selecciones olímpicas de Estados Unidos, LeBron James y Kevin Durant, confiesan que llegaron a odiarle como rival. LeBron dijo que Kobe "siempre te hacía sacar lo más duro de ti. Siempre tenías que estar preparado. Quería todo de tí, que tu no tuvieras nada". Tomado de: Infobae