EL MÁXIMO LÍDER DE LAS FARC JUSTIFICÓ LA ESCALADA TERRORISTA

None
El máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", escribió un artículo en internet donde afirmó que la guerrilla necesita demostrar que no está derrotada. También justificó el daño ambiental causado en Tumaco por el derrame de petróleo y afirmó que el mayor depredador del medio ambiente es la "locomotora minera del gobierno". "Lo único que demuestran los hechos de guerra presentados desde la ruptura de nuestra declaración, es que no somos la fuerza derrotada y deleznable que pretenden todo el tiempo presentar en los grandes medios", explica Timochenko. Y agrega: "Ni todo el poder mediático puede ensombrecer la realidad de que el mayor depredador de la naturaleza, en dimensiones asombrosamente irracionales, es la locomotora minera del gobierno. Los páramos y selvas del país, el río grande de la patria, sus playas y costas se hallan en peligro inminente", dice el documento con fecha del 12 de julio. "Timochenko" agrega que el gobierno colombiano puede salir a pedir agilidad o poner plazos al proceso cuando, según él, es el gobierno el que impide que avance la negociación. "En cuanto a la aceleración, tampoco acabamos de entender por qué siempre nos la exigen, en público, mientras que en las reuniones de la Mesa se hacen los pesados, se retiran con frecuencia, no acuden, buscan pretextos para esquivar lo sustancial, retardan la redacción de los acuerdos". El gobierno y las FARC eliminan en conjunto las primeras minas antipersona Miembros del Ejército y guerrilleros de las FARC hacen su primer desminado conjunto en una zona remota del departamento de Antioquia, en el noroeste de Colombia, donde se prevé que sean detonadas dos minas antipersona. La acción tendrá lugar en la vereda El Orejón, municipio de Briceño, unos 180 kilómetros al norte de Medellín, la capital regional, bajo estrictas medidas de seguridad y sin acceso a la prensa. Antioquia fue elegida para desarrollar el plan piloto de desminado humanitario que el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acordaron crear en marzo en el marco de los diálogos de paz que adelantan en La Habana. Dicho acuerdo prevé que con información proporcionada por los guerrilleros, el Batallón de Desminado del Ejército Nacional de Colombia (BIDES) limpie las zonas bajo la coordinación de una organización especializada en esas tareas, la Ayuda Popular Noruega (APN). En El Orejón, tras la etapa de estudios no técnicos, numerosos expertos antiexplosivos se encuentran en la zona para eliminar los primeros dos explosivos hallados, indicaron las fuentes a EFE. La ONG Campaña Colombiana contra Minas (CCCM) celebró el inicio del despeje para realizar el desminado humanitario en esta zona. Para la CCCM el desminado es "el inicio de un proceso" y "la continuidad de un esfuerzo" que involucra el trabajo de comunidades y numerosas organizaciones que se esfuerzan para que los campesinos puedan retornar a sus labores sin el temor a pisar una mina. El coordinador nacional de la CCCM, Álvaro Jiménez, destacó que más allá de la erradicación de las minas, el proceso debe verse como una intervención que permite "mejorar la calidad de vida de las personas, así como las condiciones de seguridad, productivas, sociolaborales, de convivencia pacífica y reconciliación". Tras El Orejón se espera que el plan piloto llegue a otras dos áreas acordadas entre el gobierno y las FARC en los departamentos de Antioquia (noroeste) y Meta (centro). Una vez superada esta etapa inicial, estos grupos de desminadores, que actúan junto con guerrilleros que les indican dónde están sembradas las minas, tendrán una ardua tarea por delante, pues se desconoce cuántos de estos artefactos hay sembrados en Colombia, que aspira a estar limpia de explosivos para 2025. Según estimaciones del Gobierno colombiano, 688 municipios del país están afectados por este flagelo, que ha dejado 11.140 víctimas, entre heridos y muertos, en los últimos 25 años.   INFOBAE

DEJA TU COMENTARIO