CUBANOS AGUARDAN CON FE LA LLEGADA DEL PAPA

None
Frances Gómez está emocionda: tras 54 años, regresa a Cuba, el país que la vio nacer, junto a un grupo de peregrinos de Miami que viajan con la esperanza de que Francisco impulse más cambios en la isla. “Es algo muy grande en mi vida. Voy a rezar mucho para calmarme, porque tengo muchas preocupaciones, preguntas. Pero estoy realmente emocionada por regresar”, señaló a la AFP Gómez, antes de partir a Cuba este viernes con un grupo de casi 200 peregrinos de Miami, donde reside la mitad de la diáspora cubana de dos millones de personas en Estados Unidos. “Definitivamente es gracias al Papa. Yo soy una gran creyente de que el Papa puede traer paz al mundo. (...) Creo que puede traer cambios en Cuba, quizás no en lo inmediato, quizás en unos años, pero sucederá, lentamente”, indicó Gómez, que salió de Cuba muy pequeña y nunca volvió.
Que todo el mundo sepa que Dios siempre perdona, que siempre está al lado nuestro, que Dios nos quiere”. Papa Francisco
Ahora, a sus 58 años, y con las renovadas relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, volverá al país del que tanto le hablaron sus padres.

Nervios

Tiene tantas emociones encontradas que debe parar de hablar varias veces para secarse las lágrimas de los ojos. “Estoy asustada, con temor, nerviosa, pero no puedo esperar”, dijo. Su apoyo es su marido, Andy, también exiliado cubano salido de niño de la isla, quien venció sus propios temores hace tres años y fue a Cuba junto a otros peregrinos de Miami para la visita de Benedicto XVI, y ahora regresará junto a Frances. Frances ha escuchado las advertencias de su esposo. “Sé que veré escasez y pobreza y me hará triste, pero voy para brindar esperanza”, manifestó. Su deseo es llevar posteriormente a sus hijos a la isla. Su marido, un profesor universitario de 61 años retirado recientemente, afirma que los cubano-estadounidenses que viajan quieren que el pueblo en Cuba sepa que “aunque somos diferentes y salimos cuando éramos niños, estamos unidos a ellos y los apoyamos”.

Razón perfecta

El heterogéneo grupo de peregrinos de Miami, en el que también hay estadounidenses y otros latinoamericanos, se reunieron en días pasados en una iglesia para recibir orientación de Thomas Wenski, arzobispo de esta ciudad de Florida (sureste de EE.UU.). Los asistentes escucharon con atención, mientras Wenski remarcaba que “somos peregrinos, no turistas”, y les pedía llevar medicinas para donar en Cuba. Los peregrinos, algunos conmovidos, otros con sonrisas en los labios, se colocaron en fila para recoger la documentación del viaje, rosarios de colores para repartir durante las misas de Francisco y sandalias de plástico para donar en la isla.

El telón de fondo

El papa Francisco emprende su visita a Cuba y Estados Unidos con el embargo y la emigración como telón de fondo. Apertura Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos experimentan una apertura propiciada precisamente por la diplomacia papal. Petición El Vaticano expresó horas antes del viaje del Papa su deseo de que esta visita sirva además para que se comience a poner fin al embargo. Encuentros El Papa mantendrá con Raúl Castro una cita el domingo 20 de septiembre en el palacio de la Revolución de La Habana, luego de hablar con el anterior presidente y líder de la revolución cubana, Fidel Castro. EFE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ