La Policía de EE.UU. admite haber matado a un hombre inocente tras un tiroteo en Alabama

Imagen ilustrativa / Sherrel Wheeler Stewart / Reuters

El Departamento de Policía de Hoover (Alabama, EE.UU.) ha admitido en un comunicado que sus agentes podrían haber matado a un hombre inocente mientras perseguían al sospechoso de un tiroteo que dejó dos heridos.

El tiroteo se desató la noche de este jueves en un centro comercial de la ciudad después de producirse una pelea entre jóvenes. Emantic Fitzgerald Bradford, de 21 años, quien fue visto huyendo de la escena blandiendo una pistola, fue abatido posteriormente por un agente.

No obstante, después de veinte horas de investigación, la Policía cree ahora que Bradford "probablemente" no era la persona que hirió con disparos a las víctimas, un joven de 18 años y una niña de 12, aunque los uniformados aún están convencidos de que estuvo "en algún aspecto" involucrado en el altercado previo, según el comunicado emitido.

Los agentes parten de la suposición de que más de dos personas participaron en la pelea inicial y que al menos un sospechoso armado todavía está en libertad.

Desde la Policía afirman que "siguen comprometidos con el mantenimiento de la integridad" de la investigación y ha pedido colaboración ciudadana para tratar de esclarecer lo sucedido.