Proyectan imagen de Daniel Ortega en catedral de León en medio de amenazas a Iglesia Católica

Repudio causó en redes sociales la proyección de la imagen del dictador Daniel Ortega en la Catedral de León, patrimonio cultural de la humanidad y considerada una reliquia histórica.

"Daniel se quedó" y la foto de Ortega componen la imagen proyectada sobre la catedral blanca de la ciudad universitaria, durante la celebración de los 133 años del libro Azul, obra literaria del Príncipe de las Letras Castellanas Rubén Darío.

LEER MÁS: Óscar Arias: "Nicaragua se va convertir en una dictadura cada día más cruel"

La activista Sara Henríquez, calificó de “vulgar” porque confirma el “descaro y cinismo” de Daniel Ortega “es el único en campaña y único ganador teniendo a las verdaderas candidaturas de la oposición en la cárcel junto a más de 140 personas presas políticas”

Además, Henriquez recordó que la catedral recibió el cuerpo del monaguillo Sandor Manuel Pineda Dolmus, asesinado por paramilitares sandinistas durante la “operación limpieza” en 2018.

“Dolmus fue monaguillo, niño de 15 años único hijo de doña Ivania fue asesinado por los paramilitares de ese “Daniel se quedó”, esa catedral que recibe esas luces para proyectar la imagen del responsable de crímenes de lesa humanidad fue la misma catedral que recibió el cuerpo del niño monaguillo para darle la bendición de su último adiós”, dijo 

SEGUIR LEYENDO: Familias de opositores detenidos en Nicaragua pierden la esperanza de liberación

¿Qué pasó señor obispo Sandigo? ¿se la dejó montar? ¿autorizó semejante barbarie o cualquiera que tenga el equipo para proyectar lo puede hacer?, preguntó la activista.

Amenazas

La proyección de la imagen ocurre en vísperas que el dictador Daniel Ortega arremetió contra la Iglesia Católica, en medio de la escalada represiva dirigida contra los opositores, defensores de derechos humanos, periodistas, empresarios y hasta contra la Iglesia católica de Nicaragua.

Ortega tildó de "fariseos" a los religiosos y los acusó de "bendecir" a los manifestantes del 2018 a quienes han calificado de "golpistas" y de "terroristas".

"Cristo los llamó fariseos cuando los encontró en el templo y los sacó a latigazos. Los fariseos no han desaparecido, ahí andan bien vestidos hablando como si fueran santos, y lo que se encuentra es la inmundicia, donde no hay ningún respeto a Cristo, ningún respeto a Dios" señaló Ortega durante el acto del 42 aniversario de fundación de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua.

Mientras Rosario Murillo, vicepresidenta sancionada, acusó sin pruebas a un sacerdote de Masaya de hasta ordenar "lanzar a una letrina" el cuerpo de un policía quemado.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ